Mostrando entradas con la etiqueta 5522. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 5522. Mostrar todas las entradas

SELLO | SITIOS DE ARTE RUPESTRE PREHISTÓRICO DEL VALLE DEL CÓA Y DE SIEGA VERDE. SALAMANCA

SITIOS DE ARTE RUPESTRE PREHISTÓRICO DEL VALLE DEL CÓA Y DE SIEGA VERDE. SALAMANCA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 5522

Temática: Patrimonio Mundial

Fecha de puesta en circulación: 5 de octubre de 2021

Procedimiento de impresión: Offset + golpe seco

Soporte: Estucado, engomado, fosforescente

Formato del sello: 63,5 x 46,8 mm (horizontal)

Dentado del sello: 13 ½ (horizontal) y 13 ¾ (vertical

Formato de la hoja bloque: 150 x 104,5 mm (horizontal)

Valor postal: 4,15 €

Tirada: 140.000 hojas bloque

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Los yacimientos de arte rupestre del Valle del Côa, entraron en la Lista de Patrimonio Mundial en el año 1998.

Doce años más tarde, en el 2010, esta declaración fue ampliada con la inclusión de las manifestaciones de arte rupestre paleolítico de la Siega Verde.

Ambos enclaves son un testimonio impagable de los aspectos sobre las relaciones sociales, económicas e incluso espirituales de nuestros antepasados.

A lo largo del río Duero, a ambos lados de la frontera entre España y Portugal, el arte rupestre prehistórico del Valle del Côa presenta numerosos diseños simbólicos grabados en roca, realizados desgastando su capa superficial, también conocidos como petroglifos. En la zona de la Siega Verde se concentran 645 grabados realizados en una cuesta formada por la erosión fluvial en las márgenes del río Águeda.

La mayoría de estos grabados son representaciones de animales, figuras humanas y signos. Las figuras fueron realizadas mediante técnicas de piqueteado, delimitando a base de puntos el contorno de la figura, a través de una fina línea grabada sobre la roca.

Los expertos en materia sitúan su creación entre los años 20.000 y 11.000 a.C por sus rasgos estilísticos, técnicos y temáticos. El conjunto rupestre del Valle del Côa y de Siega Verde conforman uno de los testimonios más importantes del paleolítico en la Península Ibérica, e incluso, de Europa, debido sobre todo a la particularidad de que fueron realizados al aire libre y no en cuevas como era habitual.

El sello recoge uno de los grabados que reproduce la imagen de un caballo sobre la roca. La hoja bloque en al que se enmarca el sello, reproduce el entorno de esta zona, en el que cobra protagonismo el puente conocido como de la Siega Verde, situado sobre el río Águeda que une España y Portugal que comparen la declaración de Patrimonio Mundial.