ARTÍCULOS DE FILATELIA

viernes, 26 de febrero de 2016

SELLO | 2015, AÑO INTERNACIONAL DE LOS SUELOS

2015, AÑO INTERNACIONAL DE LOS SUELOS

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 26 de junio de 2015

Procedimiento de impresión: Offset + semilla

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Formato: 35 x 24,35 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 25

Valor postal: 0,90 €

Tirada: 250.000

Diseño: Jesús Sánchez Servicios Corporativos, S.L

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La filatelia española se une al mensaje de Naciones Unidas que ha declarado 2015 “Año Internacional de los Suelos”. La imagen recrea el contraste de un suelo fértil, con frutos alimenticios producidos por el mismo y un bosque rico en especies vegetales, frente a un suelo resquebrajado y desértico como consecuencia de la degradación del ecosistema. Como novedad, en el sello se insertan varias semillas de petunia junto al lema que dice: “Regenera el suelo. Plántame”.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) es la encargada de promover el Año Internacional de los Suelos 2015, que tiene como principales objetivos: concienciar a la sociedad y a los gobiernos de la importancia que los suelos tienen para la vida humana; educar sobre el papel que desempeña el suelo en la seguridad alimenticia, el ecosistema y el desarrollo sostenible; apoyar políticas y acciones eficientes para la protección de los suelos, u fomentar inversiones para desarrollar y mantener los suelos saludables.

El suelo es la capa superficial de la corteza terrestre que se considera productiva. Es el medio en el que las plantas se establecen y crecen, y su función más importante es la producción de alimentos. Su composición se basa en materias inorgánicas –como la arena, el limo o las rocas- materias orgánicas, aire, agua y organismos vivos, que contribuyen a determinar el tipo de suelo y su producción. Se considera que el suelo es un recurso no renovable, ya que un centímetro del mismo puede tardar más de mil años en formarse.

En la actualidad los suelos se encuentran en peligro debido a la expansión de las ciudades, la deforestación, la contaminación y el cambio climático. Ante esta situación, la FAO alerta de la necesidad de adoptar nuevas medidas sobre la superficie mundial de tierra cultivable, ya que de no ser así existen riesgos de no poder satisfacer las necesidades alimenticias de las futuras generaciones. Los suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables, fibras y productos médicos pero, también, sostienen la biodiversidad del planeta, ayudan a combatir el cambio climático por su papel en el ciclo del carbono, y almacenan y filtran el agua, jugando un papel importante ante las sequías.