SELLO | 700 Aº DEL CULTO A LA VIRGEN DEL MAR PATRONA DE SANTANDER

700 Aº DEL CULTO A LA VIRGEN DEL MAR PATRONA DE SANTANDER

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 18 de mayo de 2015

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Formato: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 25

Valor postal: 0,90 €

Tirada: 220.000

Diseño: Konecta BTB, S.L

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Un nuevo sello de la serie Efemérides conmemora el “Setecientos aniversario del culto a la Virgen del Mar”, patrona de Santander y venerada en todo el municipio.

La imagen de la Virgen del Mar es una talla gótica de finales del siglo XIII o principios del XIV que conserva la tradición iconográfica del periodo románico. Mide 55 centímetros y se presenta sedente en una sitial bajo, con el Niño sentado sobre sus rodillas en la parte central. Está tallada en madera de una sola pieza. Ha sido restaurada en dos ocasiones: en 1956 por el escultor Manuel Cacicedo y en 1993 por el Taller de Rocío Espejo. La imagen se cubre con una manto de terciopelo rojo con brocado de oro, que fue regalado por la reina Isabel II tras visitar la ermita en 1861.

Cuenta la tradición que la Virgen apareció flotando sobre una tabla entre las rocas de la costa, por lo que podría tratarse de una talla de las que se entronizaban como protectoras a bordo de las naves y a las que se denominaba “Virgen de galeón”. Estas imágenes se sujetaban pro un vástago al barco y se piensa que podría ser el resto de algún navío naufragado.
La devoción a la Virgen data del año 1315, pero fue a finales del siglo XIV cuando Gonzalo Fernández de Pámames, perteneciente a uno de los seis linajes primitivos de Santander, fundó la Ermita de la Virgen del Mar. El santuario se encuentra en San Román de la Llanilla, isla situada cerca de la ciudad santanderina y lugar al que se acude anualmente para celebrar el Voto y la romería. La festividad se celebra el lunes siguiente a Pentecostés, que coincide 51 días después del Domingo de Resurrección.

El fervor a de la Virgen del Mar se constata en la ciudad cántabra des hace siete siglos ya ella acudían a pedir protección los pobladores y marineros tras los fuertes temporales, las sequías, los incendios, las catástrofes o las terribles pestes que asolaron Santander en el siglo XVI.

En 1994 se constituyó la Hermandad de la Virgen del Mar, heredera de la ya existente en 1489, para ayudar a mantener viva la devoción y la tradición a la Virgen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario