SELLO | EMISIÓN CONJUNTA ESPAÑA-CROACIA

EMISIÓN CONJUNTA ESPAÑA-CROACIA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 31 de marzo de 2015

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Formato de los sellos: 28,8 X 40,9 mm (verticales)

Formato de los pliegos: 200 x 260 mm (vertical)

Efectos en pliego: 30 (15 + 15)

Valor postal: 1 €

Tirada: 300.000 de cada motivo

Diseño: Jesús Sánchez Servicios Corporativos, S.L

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Como reconocimiento a los valores artísticos y culturales que comparten España y Croacia, los correos de ambos países ponen en circulación una emisión en común dedicada a los encajes de bolillos. En el sello de Croacia se reproduce un encaje de Lepoglava y en el español, un encaje de Sevilla, los dos de la primera mitad del siglo XX. Una característica de la emisión es que los sellos aparecen perforados en el interior, como si se trataran de auténticos encajes.

Tejidos con hilos de seda, lino, algodón, oro o plata, el encaje nació y desarrollo en Europa, extendiéndose por todos los países que conforman el continente. Aunque no es posible determinar la antigüedad el encaje, su uso se generalizo a principios del siglo XVI, cuando delicado tejido se convirtió en parte fundamental del vestuario de las cortes europeas. Italia y Flandes se especializaron en la fabricación, venta y distribución de los encajes de moda que, pronto, copiaron otros países.

Al tratarse de una de las artes decorativas, el encaje evolucionó a la par que el estilo artístico de cada época, encontrándose encaje veneciano, renacentista, barroco, modernista, decó o contemporáneo. Para la elaboración del encaje de bolillo se requiere un mundillo o torta, soportes sobre los que se sitúa el patrón, alfileres para colocar en los puntos que marcan los patrones, y lo bolillos o piezas de madera en las que se enrollan los hilos.

Croacia cuenta con una rica historia artesanal de encaje de aguja y de bolillo, siendo la ciudad de Lepoglava al noroeste del país, una de las de mayor tradición y donde anualmente se celebra el fest8ival internacional del encaje. La pieza reproducida en el sello fue realizada por Danica Brösles, de gran renombre en su país.

El encaje en España aparece referenciado desde finales del siglo XV y principios del XVI, cuando artesanas crearon un estilo autóctono conocido como punto español. El encaje de Sevilla que aparece en el sello fue tejido por Cándida García profesora que creó nuevos modelos partiendo de los que se realizaban en Andalucía desde el siglo XVII, llamados encajes de doce bolillos. Los patrones se hacían para cada clienta, se reproducían una sola vez y eran firmados por esta creadora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario