SELLO | PUERTA DE LA LUNA, PUERTA DE LA CADENA, LA PUERTA DE SANTA MARÍA Y LA PUERTA DE SANT PERE

PUERTA DE LA LUNA, PUERTA DE LA CADENA, LA PUERTA DE SANTA MARÍA Y LA PUERTA DE SANT PERE

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 2 de enero de 2015

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Autoadhesivo fosforescente

Formato de sellos: 35 x 24,5 mm (horizontales)

Carné de ocho (8) sellos adhesivos (2 x 4 motivos)

Medidas del carné sin plegar: 116 x 63 mm (horizontal)

Valor postal: Tarifa A (1 sello = carta normalizada hasta 20 gr para España)

Tirada: Ilimitada

Diseño: Juan A. González (Filatelia)

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Esta emisión – formada por un carné con sellos autoadhesivos de tarifa A para el franqueo de las cartas nacionales normalizadas – aparece dedicada a cuatro puertas monumentales que dan acceso a recintos amurallados de distintas localidades españolas.

La Puerta de la Luna, en Córdoba, se encuentra situada entre las puertas de Sevilla y de Almodóvar, en la parte más occidental de la muralla. Presenta una doble entrada en recodo que da acceso al barrio judio. La ciudad milenaria de Córdoba conserva parte de sus antiguas murallas de origen romano, que fueron reconstruidas posteriormente por los musulmanes y ampliadas. En época cristiana se añadieron nuevos espacios amurallados. El casco histórico de Córdoba fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994.

La Puerta de la Cadena, en Brihuega (Guadalajara), es una de las cinco puertas que antiguamente daban entrada a la localidad. Sobre el arco de medio punto se encuentra una placa que conmemora el asalto a Brihuega por las tropas de Felipe V en 1710, durante la Guerra de Sucesión. Sobre esta placa se halla otra que rememora la batalla dos siglos después. Sobre ambas placas se sobrepone una hornacina con una imagen de la Inmaculada Concepción.

La Puerta de Santa María, en Hondarribia o Fuenterrabía (Gipuzkoa), fue construida en el siglo XVI tras el incendio que arrasó la antigua villa medieval. Consta de un arco rebajado sobre el que se asienta el escudo de la ciudad, de 1694, y su patrona, la Virgen de Guadalupe flanqueada por dos angelitos. Es una de las dos entradas principales al casco histórico y por la que se accede a la calle mayor, en la que se encuentran casas blasonadas, iglesias, palacios y monumentos. La puerta aún conserva los goznes.

La Puerta de Sant Pere, también conocida como la del Papa Luna, en Peñíscola (Castellón) es una de las tres puertas que dan entrada al recinto amurallado de la ciudad marinera. Fue mandada construir por el Papa Luna, en el siglo XV, para dar acceso por el mar. Está formada por un gran arco rebajado sobre cuya dovela central se encuentra el escudo del Papa Luna, esculpido por Filibert Bertalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario