ARTÍCULOS DE FILATELIA

martes, 29 de marzo de 2016

SELLO | ESPAÑA, SEDE DEL 23 CAMPEONATO DEL MUNDO DE BALONMANO MASCULINO

ESPAÑA, SEDE DEL 23 CAMPEONATO DEL MUNDO DE BALONMANO MASCULINO

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 11 de enero de 2013

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: 0,90 €

Tirada: 300.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

El Campeonato Mundial de Balonmano Masculino, en su XXIII edición, ha sido organizado por la Federación Internacional de Balonmano (IHF) y la Real Federación Española de Balonmano. El campeonato se celebra, entre el 11 y el 27 de enero de 2013, en seis ciudades españolas y cuenta con la participación de 24 selecciones de todo el mundo.

El primer Campeonato Mundial de Balonmano Masculino se desarrolló en Alemania, en 1938. En este primer encuentro participaron únicamente cuatro selecciones: Alemania, Dinamarca, Suecia y Austria, alzándose con el triunfo Alemania.

Tras la interrupción del campeonato por la II Guerra Mundial, en 1954 tuvo lugar en Suecia el 2º Campeonato Mundial de Balonmano Masculino. En esta ocasión concurrieron seis selecciones en la fase final, quedando campeona Suecia.

En el IX Campeonato Mundial, celebrado en Dinamarca en 1978, España participó por primera vez en la fase final.

Desde 1993 el campeonato ha adquirido una periodicidad fija y se celebra cada dos años, siempre en número impar. España consiguió su primera medalla de oro en los encuentros de Túnez del año 2005. En el mundial de Suecia, de 2011, se alzó con la medalla de bronce

El Campeonato Mundial de Balonmano es la competición más importante de cuantas se celebran entre selecciones nacionales. Si el torneo masculino comenzó en 1938, el femenino tuvo que esperar hasta 1957.

El deporte de balonmano se hizo popular en Alemania y los países nórdicos a principios del siglo XX. En sus comienzos la reglamentación y la forma de juego eran muy diferentes de la actual. Así, los partidos se celebraban al aire libre, en campo de fútbol, con la participación de 11 jugadores. Años más tarde, se comenzó a jugar en pista cubierta y en espacios más reducidos con siete jugadores, como en la actualidad.

El sello se ilustra con el salto y la defensa de dos jugadores y la inscripción: España sede del 23 Campeonato del Mundo de Balonmano Masculino.