ARTÍCULOS DE FILATELIA

jueves, 10 de marzo de 2016

SELLO | IV CENTENARIO DEL FALLECIMIENTO DEL GRECO

IV CENTENARIO DEL FALLECIMIENTO DEL GRECO

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 19 de junio de 2014

Procedimiento de impresión: Calcografía + Hueco grabado

Papel: Estucado, engomado, mate, fosforescente

Formato del sello: 28,8 x 40,9 mm (vertical)

Formato de la hoja bloque: 150,64 x 86,4 mm

Valor postal: 2 €

Tirada: 300.000 hojas bloque

Diseño: Juan A. González (Filatelia)

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Se conmemora el IV Centenario del fallecimiento del Greco con la emisión de una hoja bloque que reproduce la obra titulada Vista y Plano de Toledo, conservada en el Museo del Greco (Toledo). El sello enmarca un fragmento del cuadro en el que aparece la Virgen imponiendo la casulla a San Ildefonso.

El pintor Doménikos Theotokópoulos, conocido como El Greco, nació en la isla de Candía, actual Creta, en 1541, y murió en Toledo, en 1614. Se inició como pintor de iconos siguiendo la tradición bizantina de la isla, entonces territorio de la República de Venecia. Hacia 1560 se trasladó a Venecia, donde aprendió de los grande pintores del alto renacimiento, como Tiziano, del que fue discípulo, Tintoretto, Bassano y Veronés. La pintura veneciana fue decisiva para la conformación de su estilo y de esa época son obras como: Huida a Egipto, Estigmatización de San Francisco y Adoración de los pastores, en las que se descubren las dotes pictóricas que irá madurando con el tiempo.

En 1570 se traslada a Roma y amplía su formación con el estudio de la obra de Miguel Ángel y el manierismo. Durante esa etapa vivió en la residencia del cardenal Alejandro Farnesio, para quien pintó varias obras, así como retratos y temas religiosos encargados por particulares. Sin embargo no consiguió encargos públicos que acrecentaran su fama.

En 1577, El Greco se estableció en Toledo, donde vivió y trabajó hasta su muerte en 1614. Sus primeras obras las realizó para el monasterio de Santo Domingo el Antiguo: tres retablos en los que se aprecian ya su estilo particular (1577-1579). En esos años pinta para la catedral de Toledo El Expolio, una de sus obras cumbres. Reconocido como el pintor más eminente de la ciudad, se le encargan grandes lienzos para retablos de iglesias e instituciones religiosas, así como una serie de retratos individuales que le sitúan entre los mejores pintores retratistas de todos los tiempos.

La obra Vista y plano de Toledo, que reproduce la hoja bloque, muestra una perspectiva múltiple de la ciudad, un joven enseñando un plano y varias alegorías; todo el conjunto bajo las trazas características del Greco. La emisión incorpora tecnología de Realidad Aumentada (RA), que permite capturar a través de la cámara de un Smartphon o de una tablet imágenes reales y virtuales relacionadas con el motivo del sello; en este caso con los sellos dedicados a El Greco y su pintura.

Texto: Yolanda Estefanía.