SELLO | PUERTA DE CASTILLA, ARCO ROMANO DE CÁPARRA, ARCO ROMANO MEDINACELI, ARCO ROMANO DE CABANES, ARCO DE CAPUCHINOS, PUERTA DE TOLEDO Y ARCO DE LOS GIGANTES

PUERTA DE CASTILLA, ARCO ROMANO DE CÁPARRA, ARCO ROMANO MEDINACELI, ARCO ROMANO DE CABANES, ARCO DE CAPUCHINOS, PUERTA DE TOLEDO Y ARCO DE LOS GIGANTES

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 2 de enero de 2013

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Autoadhesivo fosforescente

Formato de los sellos: 35 x 24,5 mm (horizontales)

Medidas del carné sin plegar: 166 x 63 mm (horizontal)

Valor postal: Tarifa A (1 sello = carta normalizada hasta 20 gr para España)

Tirada: Ilimitada

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La Puerta del Alcázar, en Ávila, conocida también como del Mercado Grande, es una de las nueve puertas de la muralla que daban acceso a la ciudad antigua. Está formada por dos torreones, de más de 20 metros de altura, unidos por un puente de arco de medio punto de estilo románico. En la restauración de 1907 se añadieron las almenas.

El Arco Romano de Cáparra, se encuentra en la antigua ciudad de Cáparra (Cáceres), situada en la calzada romana de la Vía de la Plata. El arco tiene cuatro puertas, que cada una mira hacia un punto cardinal. Es el único de estas características que existe en España. El conjunto se asienta sobre sólidos pilares de sillería.

El Arco Romano de Medinaceli, ubicado en Medinaceli (Soria), se construyó a finales del siglo I como un arco de triunfo romano que daba acceso a la ciudad. Consta de un arco central para el paso de carruajes y dos laterales para los peatones.

El Arco de Capuchinos, llamado también Puerta de Carlos III, se alza en Andujar (Jaén). Fue construido en 1786 en honor de Carlos III. Cuenta con un arco central de medio punto y dos laterales adintelados de la mitad de altura que el central.

El Arco de los Gigantes, en Antequera (Málaga), data de 1585. El arco de medio punto y las dovelas alargadas de piedra presentan un relieve con un jarrón de azucenas, así como un león y un castillo, motivos heráldicos de la ciudad.

La Puerta de Toledo, en Madrid, se construyó a principios del siglo XIX. Es de estilo neoclásico, con un arco central de medio punto y dos puertas laterales adinteladas. Se erigió en honor del rey Fernando VII y como conmemoración de la independencia española frente a los franceses.

La Puerta de Castilla, en Tolosa (Guipuzcoa), data del siglo XVIII y se encuentra en el mismo lugar que ocupaba una de las cinco puertas que daban acceso a la antigua ciudad amurallada. De estilo neoclásico, ha quedado como un arco exento.

El Arco Romano de Cabanes, en la localidad de Cabanes (Castellón), se construyó en el siglo II a modo de arco de triunfo romano y junto a la Vía Augusta. Conserva los dos pilares y el arco, de 5,80 metros de alto y cerca de 7 metros de ancho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario