SELLO | II CENTENARIO DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN FERNANDO

II CENTENARIO DE LA REAL Y MILITAR ORDEN DE SAN FERNANDO

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 12 de marzo de 2012

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato: 28,8 x 40,9 mm (vertical)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: 0,85 €

Tirada: 300.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La Real y Militar Orden de San Fernando es la más antigua y preciada condecoración militar de cuantas existen en España. Fue instituida mediante Decreto de las Cortes de Cádiz, en 1811, y refrendada por Fernando VII, en 1814.

A lo largo de doscientos años de historia, el prestigioso galardón se ha otorgado a los miembros de las Fuerzas Armadas que han demostrado su valor y heroísmo en momentos cruciales. Con el paso de los años, y con el fin de evitar la desaparición de los Caballeros Laureados, en el reglamento se han introducido paulatinamente modificaciones para adaptarlo a la realidad social del momento, pero manteniendo siempre viva la idea fundamental por la que fue creado. Así, tras la promulgación de la vigente Constitución, de 1978, y la introducción de cambios en el Ministerio de Defensa y en las Fuerzas Armadas, el nuevo reglamento se presenta más acorde a la realidad actual.

En 2001 se aprobó el Reglamento de la Real y Militar Orden de San Fernando que tiene por objeto: “Honrar el reconocido valor heroico y el muy distinguido, como virtudes que, con abnegación, inducen a acometer acciones excepcionales o extraordinarias, individuales o colectivas, siempre en servicio y beneficio de España”. Estas acciones se tendrán presentes cuando se produzcan durante intervenciones de las Fuerzas Armadas, o cuando éstas participen en misiones internacionales bajo mandato de organizaciones internacionales o Alianzas de las que España forme parte.

El Rey de España es el soberano de la Orden de San Fernando y tiene como misión presidir y expedir las reales cédulas de las recompensas militares.

El prestigio y la categoría de las condecoraciones están avaladas por las rigurosas exigencias requeridas para iniciar el expediente de concesión. La máxima categoría corresponde a la Gran Cruz Laureada, que se reserva para los oficiales generales de los Ejércitos. La siguiente en importancia es la Cruz Laureada, a la que puede acceder el personal militar o civil que lleve a cabo acciones o servicios excepcionales. Otras condecoraciones son: Laureada Colectiva, Medalla Militar Individual y Medalla Militar Colectiva.

En el sello se reproduce la Cruz Laureada de San Fernando, formada por cuatro espadas unidas en los pomos de las empuñaduras y rodeadas por una corona de laurel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario