SELLO | PENDONES DE LEÓN

PENDONES DE LEÓN

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 12 de julio de 2012

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 1/4 (horizontal) y 13 3/4 (vertical)

Formato: 57,6 x 40,9 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 25

Valor postal: 0,85 €

Tirada: 300.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

En recuerdo de las enseñas del antiguo reino leonés, se pone en circulación el sello dedicado a los Pendones de León. La imagen se ilustra con cuatro estandartes ondeados por el viento e izados sobre largos mástiles.

El origen del pendón está ligado a la época medieval y venía a ser una bandera o insignia militar usada como distintivo por los señores feudales y sus milicias. En las guerras medievales no existían ejércitos organizados y los reyes y nobles reunían a sus mesnadas, hombres armados a su servicio, que se identificaban por las banderas y los colores heráldicos. Se elaboraban en lana, tela o seda adamascada, de dimensiones variables, y terminaban en una o varias puntas, siendo la punta inferior más corta que la superior para que no se arrastrara por el suelo. Los pendones se sujetaban en un largo palo o mástil, que podían medir hasta 13 metros, y el peso del conjunto podía llegar a los 35 Kg. Entre los distintos tipos de pendones figuran el: Pendón caballeril, usado como insignia por los señores que llevaban más de 10 caballeros y menos de 50; Pendón de Castilla o Morado, identificativo de los reyes; y Pendón Posadero que se plantaba para designar los lugares donde debían acampar las huestes e indicaba que el señor llevaba a sus órdenes más de 50 caballeros y menos de 100.

Con el transcurso del tiempo los pendones pasaron a la sociedad civil y eclesiástica y se usaron por la iglesia y las cofradías religiosas para guiar las procesiones y celebraciones cristianas. En la parte superior de la vara se les incorporó una cruz.

En los pendones leoneses el colorido constituye una seña de identidad. Así, el rojo carmesí se identifica con el color del Reino de León y aparece en su escudo heráldico y en el Pendón Real; el verde es el color del Islam y se relaciona con la Reconquista; el morado se asocia popularmente con la Guerra de las Comunidades y con los cultos de Semana Santa; el azul se relaciona con la Inmaculada y se afirma que la bandera de la guarnición de León, de 1596, era de color azul, rojo y blanco. Los tonos blanco, amarillo y crema suelen utilizarse como señales de paz durante la guerra y en el culto al Sacramento.

En los últimos años han surgido organizaciones dedicadas al estudio, recuperación, conservación y difusión de los pendones históricos que forman parte del acervo cultural del antiguo reino de León.

No hay comentarios:

Publicar un comentario