SELLO | EUROPELTA, PELECANIMIUS, PROA Y TURIASAURUS

EUROPELTA, PELECANIMIUS, PROA Y TURIASAURUS

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 30 de junio de 2016

Procedimiento de impresión: Offset + Efectos 3D, tinta termocrómica, holografía, lenticular

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Formato de los sellos: 57,6 x 40,9 mm (horizontales) y 40,9 x 57,6 mm (verticales)

Efectos en pliego: 16

Efectos en pliego Premium (Proa): 12

Valor postal: 2 €

Tirada: 250.000 de cada motivo

Diseño: Ramiro Undabeytia

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Siguiendo la serie Dinosaurios que Correos inició hace un año, se emiten cuatro nuevos sellos que recogen las imágenes de estos seres increíbles que desaparecieron de la Tierra hace más de 65 millones de años. Los dinosaurios que protagonizan la serie este año son: el Europelta, que se ha impreso con la técnica llamada impresión lenticular, el Pelecaniminus cuya imagen se ha estampado con tinta holográfica, el dinosaurio conocido como Proa presentado en un Pliego Premium en 3D y por último el Turiasaurus, impreso con tinta termocrómica que cambia de color cuando se somete a cambios de temperatura.

El Europelta nació hace 110 millones de años aproximadamente y se trata de un tipo de dinosaurio anquilosaurio, es decir, acorazado. Era pequeño pues no medía más de un metro de altura y se alimentaba de las plantas que crecían en la zona fangosa que era Teruel hace más de 100 millones de años. Justamente en Teruel, es donde se han encontrado los únicos restos que existen de esta especie.

El Pelecaniminus fue un dinosaurio terópodo europeo. El único ejemplar que existe fue encontrado en Cuenca. Su longitud media oscila en dos metros y su peso podía alcanzar los 25 kilos. Este ornitomimosauriano tenía una cabeza alargada al igual que su pico y poseía una bolsa debajo, parecida a la de los pelícanos, quizás, para guardar las presas que capturaba. Tenía más dientes que otros miembros de su especie, concretamente unos 220. En la parte superior de su cabeza sobresalía una pequeña cresta y se cree que era omnívoro.

El Proa
es un inusual iguanodóntido basal cuyo rasgo más singular es la presencia de un pre-dentario pico único en su grupo. Parece ser que era herbívoro y medía entre siete y ocho metros de longitud. Vivió a mediados del período Cretácico hace unos 112 millones de años y sus restos fueron encontrados Yacimiento de la mina de lignito Santa María, en Ariño (Teruel), en 2010.

El Turiasaurus fue un saurópodo con extremidades grandes y robustas, que vivió a finales del periodo Jurásico hace unos 145 millones de años. Parece ser que el Turiasaurus riodevensis pudo pesar unas 40 toneladas y medir unos 30 metros de longitud, superando el tamaño de cualquier otro dinosaurio encontrado en Europa y situándose entre los mayores supersaurópodos del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario