SELLO | LA BARAJA ESPAÑOLA

LA BARAJA ESPAÑOLA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 8 de octubre de 2009

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 ¾

Formato del sello: 40,9 X 28,8 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: 0,78 €

Tirada: 430.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La asociación de países que forman la Unión Postal de las Américas, España y Portugal (UPAEP) emiten anualmente un sello con un tema en común dedicado, en esta ocasión, a los Juegos tradicionales. España, miembro de esta organización internacional, dedica la emisión a la Baraja española, utilizada en los juegos de azar tan tradicionales y conocidos como la brisca, el tute, el mus, la escoba, etc.

La Baraja española se compone de 48 cartas clasificadas en cuatro palos: oros, copas, espadas y bastos. Todos los palos están numerados de 1 al 12, correspondiendo las figuras de la sota, el caballo y el rey a los números 10, 11 y 12. Usualmente se suelen utilizar 40 cartas, al ser descartados los ochos y los nueves. Como característica general, en la baraja española las figuras se representan de cuerpo entero y los naipes van enmarcados por una señal que sirve para distinguir los palos sin necesidad de desplegar las cartas, distinguiéndose las copas por una interrupción, las espadas por dos, los bastos por tres y los oros por una línea recta sin interrupción alguna. Se cree que los naipes fueron en su origen un pasatiempos numérico, y así aparecen representados en los tapices de distintos países europeos de los siglos XIV y XV. Existen multitud de diseños que varían considerablemente según los países y las épocas, revelando los más antiguos una elaboración artesanal rica y artística hecha para los grandes señores. 


Asimismo, los temas que aparecen representados en los naipes son de lo más variado y están relacionados, muchos de ellos, con el arte, la heráldica, la mitología, la política o la música. Las cartas suelten tener forma rectangular, pero también existen cuadradas y redondas. En el sello se reproduce una composición de los cuatro palos de la baraja española clásica, cedida por el Museo Fournier de Naipes de Álava. Este Museo, ubicado en el caserón medieval del Palacio de Bendaña, en Vitoria, conserva entre sus fondos una colección de más de 20.000 barajas, muchas de ellas piezas únicas. Entre las más destacadas figuran un pliego impreso en el Alto Rhin a mediados de 1400, un juego bordado en seda procedente de Francia, así como barajas góticas, barrocas y renacentistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario