Dentado

Odontometro
Los primeros sellos no estaban dentados, tenían que recortarse de los pliegos con tijeras, hasta que en 1.847 el irlandés Henry Archer inventó una máquina de perforar para facilitar la separación de éstos.

En el año 1.854 ya se pusieron a la venta los primeros pliegos perforados con lo que, al separar un sello del pliego, éste quedaba con lo que se denomina bordes "dentados."

Pero no todos los dentados son iguales. Según el país o la emisión, el número de perforaciones en una distancia dada es distinto, y se dan casos en que un mismo sello tiene dentados diferentes en cada lado. De ahí la importancia del dentado para la identificación de los sellos.

El francés Augusto Legrand ideó un sistema para medir las perforaciones, llamado odontómetro, que consistía en determinar el número de dientes que hay en dos centímetros. En los catálogos figura el dentado de algunas emisiones. Cuando sólo se indica una cifra es que el dentado es igual en ambos lados. Si, por ejemplo, la expresión es de 13 x 12 indica que tiene 13 perforaciones en sentido horizontal y 12 en vertical.


No hay comentarios:

Publicar un comentario