SELLO | IGLESIA DE SANTA MARÍA LA REAL

IGLESIA DE SANTA MARÍA  LA REAL

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 10 de noviembre de 2000

Procedimiento de impresión: Calcografía

Papel: Estucado, engomado, mate, fosforescente

Formato del sello: 28,8 x 40,9 mm (vertical)

Dentado del sello: 13 3/4

Valor postal: 35 Pesetas (0,21 €)

Efectos en pliego: 50

Tirada: 1.500.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

De igual manera, en una prueba de color, queda impresa la imagen de dicha portada junto al plano en perspectiva de Aranda de 1503 que se conserva en Simancas. Uno de los mejores ejemplos del estilo Reyes Católicos o gótico regio lo hallamos en la iglesia arandina de Santa María, templo que fue mandado erigir por el obispo don Pedro de Acosta sobre las ruinas de otro anterior románico del siglo XIII del que hoy, como testimonio, sólo queda su torre. La iglesia actual, realizada entre los siglos XV y XVI, guarda en su interior magníficas capillas y retablos surgidos en el transcurso de los siglos. 

La planta de Santa María, ideada en forma de cruz latina, consta de tres naves y crucero cuyos espacios se ven iluminados por la luz que llega desde el exterior a través de rosetones y ventanales. De las capillas dispuestas a ambos lados destacamos la absidal de los Salazares, fundada en 1532 por don Pedro de Salazar. Otros elementos a destacar de su interior son: la espléndida escalera de acceso al coro, obra esencial del gótico-flamígero realizada por Sebastián de la Torre en 1523; y el excepcional púlpito renacentista tallado por Espinosa y Cambray entre 1546 y 1547. Ahora bien, la joya de Santa María la hallamos en el cincelado retablo en piedra que embellece su portada de la fachada sur, obra atribuida a Simón de Colonia o a arquitectos y escultores de su círculo, terminada en 1515. 

Se reparten el espacio de esta majestuosa fachada diversos blasones, donde figuran los símbolos del obispado y patronato regio con cuantiosos relieves y esculturas en arco, tímpano y puertas que se ven recreados en escenas de la vida de Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario