SELLO | 200 ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE COSME GARCÍA SÁEZ


DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 21 de septiembre de 2018

Procedimiento de impresión: Tallado sobre caucho

Soporte: Autoadhesivo

Formato: 44 x 33 mm (horizontal)

Valor postal: 1,35 €

Tirada: 180.000

Diseño: Tau Diseño

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Con la emisión de este sello, Correos pretende rendir un merecido homenaje al riojano Cosme García Sáez, uno de los numerosos genios olvidados de nuestro país. Nacido en Logroño el 27 de septiembre de 1818, en el seno de una humilde familia. Inquieto y autodidacta, desde muy joven mostró una gran facilidad para la mecánica y los estudios técnicos, que plasmaría años después en la creación de inventos relacionados con las armas, la imprenta, el correo y la náutica.

Se trasladó a Madrid a comienzos del Bienio Progresista y dos años después, en 1856, presentó sus tres primeros inventos: un fusil de retrocarga, una imprenta portátil y un artilugio “para toda clase de timbres en tinta”. Éste último lo adoptó en 1857 la Dirección General de Correos para marcar, en el anverso de las cartas, la fecha de expedición y, en el reverso la de llegada, de ahí su denominación: fechador 1857 o Tipo II, sustituyendo al modelo de 1854 o Tipo I. El cuño de acero de gran calidad y fabricado en el extranjero, dejaba una impronta formada por dos círculos concéntricos de 19,5 y 11 milímetros de diámetro. En el centro aparece la data, con expresión del día, las tres primeras letras del mes inclinadas hacia la izquierda y las dos últimas cifras del año. En la parte superior de la corona circular el nombre del pueblo y en la inferior la capital de provincia respectiva; cuando es una Administración principal, en la parte inferior aparece su número jerárquico. Este tipo de fechador se utilizó hasta finales de la década de 1870.

El capital conseguido de la venta de unas 600 máquinas fechadoras y el mantenimiento de las mismas entre 1857 y 1861, sirvió a Cosme García para proseguir en su carrera de inventor. En su visita a la Administración principal de Barcelona descubrió por vez primera el mar y de inmediato comenzó a desarrollar su patente más famosa: el submarino. Las pruebas de su primer modelo se realizaron en aguas de Barcelona en 1858, un año antes que el Ictíneo I de Narciso Monturiol.

Como no podía ser menos, Correos innova en el sello dedicado a un inventor; se sustituye el papel por caucho y el motivo aparece en relieve: la silueta de Cosme García, el boceto del submarino bajo las olas, la leyenda y la impronta del fechador 1857, que sobresale del lado derecho del efecto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario