SELLO | ESPAÑA CON UCRANIA

ESPAÑA CON UCRANIA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL:

Temática: Varios temas

Fecha de puesta en circulación: 30 de mayo de 2022

Procedimiento de impresión: Offset

Soporte: Autoadhesivo fosforescente

Formato del sello: 35 x 24,5 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: Tarifa C

Tirada: 640.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Desde el 24 de febrero de 2022, Ucrania vive una pesadilla constante a partir de que Rusia iniciase una guerra sin sentido. Hasta entonces, Ucrania, segundo país más grande de Europa tras, precisamente, la Federación Rusa, había mantenido con esta un pasado común.

La realidad actual es que el conflicto se ha llevado la vida de numerosos civiles, así como el desplazamiento de millones de ucranianos que han huido de sus casas dejando atrás su pasado y también, a muchos de sus familiares, que bien porque se han tenido que quedar en el frente, o bien, porque por edad o estado físico, no han podido abandonar el país y siguen resistiendo bajo las bombas.

España, al igual que la mayoría de los países del mundo, desde el primer momento ha mostrado una de sus mayores virtudes: la solidaridad.

Personas anónimas, así como organizaciones e instituciones públicas, pusieron en marcha multitud de mecanismos para llevar ayuda a Ucrania, así como para colaborar en el traslado de refugiados.

Coches particulares, autobuses y caravanas interminables de solidaridad, arrancaron desde nuestro país cargados de enseres básicos y comida para llevar a la frontera ucraniana. De vuelta, esos vehículos no viajaban vacíos, venían cargados de ojos tristes que habían vivido el horror de una guerra.

Muchos hogares españoles han acogido a familias ucranianas, les han dado trabajo y cobijo, pero, sobre todo, seguridad y cariño.

El azul y amarillo que también protagoniza este sello ha llenado los balcones y las calles de nuestro país, en apoyo a un país que está padeciendo una guerra, que, como todas, no tiene sentido alguno.

El conflicto continua, las bombas y misiles no cesan, pero el resto del mundo abraza al pueblo ucraniano y, España, sigue demostrando cada día que es un país solidario y que, desde el ciudadano anónimo hasta las altas instituciones del país, no dejarán de lado a aquellos que están viviendo esta barbarie.