Mostrando entradas con la etiqueta gabriela mistral. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta gabriela mistral. Mostrar todas las entradas

SELLO | GABRIELA MISTRAL

GABRIELA MISTRAL

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 5514

Fecha de puesta en circulación: 9 de septiembre de 2021

Procedimiento de impresión: Offset

Soporte: Estucado, engomado, fosforescente

Formato del sello: 28,8 x 40,9 mm (vertical)

Dentado: 13 ¼ (horizontal) y 13 ¾ (vertical)

Efectos en pliego: 25

Valor postal del sello: 1,60 €

Tirada: 160.000

Diseño: Gabriela Mistral Foundation

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Lucila de María Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, más conocida por su seudónimo, Gabriela Mistral, nación en Vicuña, Chile, el 7 de abril de 1889. Trabajó como maestra y colaboró en publicaciones literaria apareciendo sus primeros escritos en 1904. Durante esta etapa empieza a escribir Desolación y colabora con la revista Elegancias, que dirige Rubén Darío desde París. En 1914 obtiene el Premio nacional de Poesía de Chila con Secretos de la muerte. El 10 de diciembre de 1945 recibe el Nobel de Literatura.

De tendencia modernista en sus inicios, su poesía derivó hacia un estilo personal, con un lenguaje coloquial y simple, de gran musicalidad, y un simbolismo que conecta con la tradición folclórica. Sus temas más recurrentes son el sufrimiento, la religión y las ideas políticas. Mistral es una de las poetas más importantes del siglo XX; maestra rural y educadora, fue doctora honoris causa por la Universidad de Guatemala, Milla College de Oakland en california y por la Universidad de Chile, entre otras. Su obra está traducida a más de 20 idiomas.

Los niños son los protagonistas en la mayoría de sus composiciones. Ser maestra le hizo estar muy cerca de los más pequeños y tal vez sea éste el aspecto más conocido y admirado de su obra. Pero Mistral analizó temas como la condición de la mujer en América latina, los indígenas, la educación de los pueblos americanos o la necesidad de elevar la dignidad y condición social de los niños en el continente.

Por todo ello, Correos, dentro de la serie Emisión Conjunta, emite un sello junto con Correos Chile, dedicado a esta gran literaria que tanto aportó a las letras hispanas y a quien se considera unos de los principales referentes de la poesía femenina universal. Un primer plano de su rostro, sobe un fondo repleto de sus manuscritos, componen el motivo principal de esta emisión tan especial.

SELLO | GABRIELA MISTRAL

GABRIELA MISTRAL

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 3013

Temática: Personajes

Fecha de puesta en circulación: 1 de junio de 1989

Procedimiento de impresión: Calcografía y Offset

Papel: Sin datos

Dentado: 13 ¾

Formato del sello: 28,8 x 40,9 mm (vertical)

Valor postal: 50 Pta.

Tirada: 3.000.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

En el valle de Elquí, al norte de Chile, se encuentra la población de Vicuña, allí, un 7 de abril de 1889, vino al mundo una descendiente de vascos llamada Lucila Godoy Alcayaga, a quien el mundo conocerla por otro nombre. Sí, esta mujer tan querida de su tierra, tan fervorosa del Arcángel San Gabriel y amante de lo rural, de ese viento Mistral que sopla en el campo chileno, combina ambas cosas y las hace tan suyas que para la posteridad será Gabriela Mistral. Hija de maestro y hermana de maestra, su amor por la infancia no le deja alternativa, siempre buscará enseñar y escoge el mejor medio que encuentra, la poesía. Su creación literaria bebe en el folklore y su destinataria es la infancia, en ese afán, busca, en los cancioneros y romanceros antiguos, material de rondas y canciones para los niños. Siempre fue maestra, en la escuela rural, como consagrada poetisa, como diplomática chilena, o en altos cargos políticos, siguió ejerciendo un magisterio ejemplar. Esta sencilla maestra, será la primera escritora de habla hispana que merezca el Premio Nobel de Literatura, es 1945, el mundo sale de una terrible guerra, ella ya había expresado su modo de pensar “Soy cristiana y decididamente democrática. Pienso que el cristianismo, con su profundo sentimiento social, puede salvar los pueblos, por ello cuando en 1957 su pulso se cansó de latir; la Asamblea General de las Naciones Unidas interrumpió la sesión celebrada. A Vicuña, donde está enterrada, llega el dinero que producen sus obras literarias, pues así dispuso en testamento y su destino son los niños pobres, aquellos a quien tanto quiso.