SELLO | PUENTE DE BESALÚ, GIRONA

PUENTE DE BESALÚ, GIRONA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 4 de mayo de 2013

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4 (horizontal) y 13 1/4 (vertical)

Formato: 57,6 x 40,9 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 16

Valor postal: 2 €

Tirada: 280.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La serie Puentes de España dedica esta emisión al Puente de Besalú (Girona), uno de los más característicos de la época medieval.

El Puente de Besalú se encuentra en la villa medieval del mismo nombre, en la provincia de Gerona. Se comenzó a construir en el siglo XI para salvar el río Fluviá y establecer las comunicaciones entre la villa y la otra orilla del río. Consta de siete arcos apuntados distribuidos a lo largo de 145 metros, formando en el centro un ángulo oblicuo que lo divide en dos tramos. En la parte que da acceso a la ciudad se levanta una torre de carácter defensivo, construida hacia mediados del siglo XIV, desde donde se mantenía la vigilancia del paso y se obligaba a pagar un peaje a los viajeros y comerciantes que transitaban por él. En el centro del puente y en el pronunciado ángulo oblicuo se edificó, a la vez que la anterior, una segunda torre defensiva bastante más elevada y abierta en la parte inferior por un arco apuntado.

El puente románico tiene unos cinco metros de ancho y a lo largo de los siglos ha sufrido inundaciones, riadas y conflictos devastadores, por lo que tuvo que ser reformado en los siglos XIV y XVII. Durante la guerra civil española fue parcialmente volado y en la década de 1960 se reconstruyó totalmente siguiendo la estructura y la estética original. En épocas más recientes, se ha construido en paralelo un puente de hormigón para el tráfico rodado, conservándose el histórico puente medieval para los viandantes.

Besalú, situada en la comarca de la Garrotxa, es una de las localidades más turísticas de la provincia de Gerona, donde el arte y la historia se funden dando paso a un atractivo casco histórico. Las calles porticadas, el puente, los baños judíos y las iglesias románicas forman un conjunto medieval de primer orden. En 1966, esta villa fue declarada “Conjunto histórico artístico nacional”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario