SELLO | TODOS CON LORCA

TODOS CON LORCA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 2 de enero de 2012

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Autoadhesivo fosforescente

Formato: 40,9 x 28,8 mm (horizontales)

Efectos en pliego: 25

Valor postal: 0,36 €

Tirada: Ilimitada

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Correos emite cinco sellos bajo el lema solidario de “Todos con Lorca”. Dichos sellos recrean en sus imágenes parte del rico patrimonio arquitectónico y artístico que posee esta localidad murciana, que, tras el reciente terremoto, se ha visto afectado. Con esta emisión Correos quiere contribuir a concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de su recuperación.

El Santuario de la Virgen de las Huertas guarda la imagen de la Patrona de Lorca. Existió allí un convento franciscano que fue el primer establecimiento lorquino de la Orden. Este edificio de finales del siglo XV quedaría destruido en 1653 por una riada. A mediados del siglo XVIII concluirían las obras del nuevo templo y convento, éste último estuvo activo hasta la Desamortización del siglo XIX.

El Castillo, de origen árabe, se halla ubicado sobre una elevación desde donde se domina toda la ciudad. Cuenta con dos torres, la Alfonsina y la del Espolón, ambas edificaciones cristianas fueron levantadas entre los siglos XIII y XV.

El Ayuntamiento lorquino presenta un impresionante y atractivo edificio cuya decoración de 1678, de resonancias renacentistas, se debe a los escultores Antonio y Manuel Caro, autores de los escudos: real y de la ciudad; los porches fueron realizados por el maestro Ortiz de la Jara, hacia 1737; la forja del balcón central, la realizó el herrero, Agustín Manzano en 1740; y el resto de decoración del edificio, esculturas de la Justicia y Caridad y nuevos escudos, es de 1739 y se deben a Juan de Uzeta.

El Palacio de Guevara o “De las columnas”, cuenta con una bella portada y fachada, eminentemente, barrocas. Este edificio perteneció al mayorazgo de los Guevara y fue el impulsor de sus certeras reformas don Juan de Guevara García de Alcaraz, caballero de la Orden de Santiago, quien entre 1691 y 1705, mandaría construir su atractiva escalera principal, su extraordinaria fachada y patio.

La Colegiata de San Patricio muestra un monumental edificio, tanto en su fachada principal como en las laterales, cuyos elementos constructivos visibles denotan motivos propios del renacimiento y del barroco. Como cualquier edificio de su magnitud, éste se fue haciendo a lo largo del tiempo, quedando concluida su estructura arquitectónica en 1714. En años sucesivos, se iniciarían obras de decoración, interior y exterior, hasta completar su apariencia actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario