Mostrando entradas con la etiqueta murcia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta murcia. Mostrar todas las entradas

SELLO | MURCIA. CALDERO DEL MAR MENOR

MURCIA. CALDERO DEL MAR MENOR

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL:

Temática: España en 19 platos

Fecha de puesta en circulación: 22 de mayo de 2024

Procedimiento de impresión: Offset

Soporte: Estucado, engomado, fosforescente

Formato del sello: 57,6 x 49,9 mm (horizontal)

Dentado del sello:

Formato de la hoja bloque:

Valor postal: 4,60 €

Tirada: 80.000 hojas bloque

Diseño:

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Este 2024 continúa la serie dedicada a España en 19 platos que comenzó en 2020 con el objetivo de ir conociendo la gastronomía de las diferentes comunidades y ciudades autónomas de España. En este mes de mayo la protagonista es la Región de Murcia y el plato elegido es el Caldero del Mar Menor.

El caldero, es uno de los platos más emblemáticos de la Murcia costera. Antaño comida de pescadores hoy es el invitado deseado de las mesas mas lujosas. El caldero toma su nombre del recipiente de hierro en el que se cocina y, si es posible a la orilla del mar, lo cuelgan en las trébedes, una especie de trípode rudimentario, recogiendo los aromas salados del mar y, a veces, un punto de brea.

Es comida de dos platos, primero el arroz y luego el pescado, tal como lo hacían los pescadores, aunque ellos, era por necesidad. Había veces que el pescado no se dejaba coger y la comida consistía en un arroz, tal vez consolado con unos ajos o alguna ñora y otras, en que se recogían las redes llenas, podían reconfortarse con lo que regalaba la mar.

El pescado por derecho es el mújol, pero también admite doradas y, sobre todo la humilde “morralla”, pescado sin nombre, que convierte el caldo en algo sublime. Un caldo, que, al hervir el arroz, lo hace un bocado tan glorioso, que te hace caer en uno de los siete pecados capitales. Y, como siempre, la ñora, el tomatico, el azafrán de pelo … Y el ajo, mejunje demoníaco, que te hace casi levitar. Una salsita amarillenta, que acoge los buenos ajos sanjuaneros, su “chorreón” de aceite y, aunque alguno dice que sin huevo, le da un color especial. Y un chorrito de limón para que no se corte.

INGREDIENTES PAEA SEIS PERSONAS:

5 ñoras; 1 cabeza de ajos; 3 tomates; 400 g arroz; 1 dorada de ración; 2 litros de caldo de pescado; Azafrán al gusto; Ajo al gusto.

SOFRITO: Se ponen en el caldero tres cucharadas de aceite de oliva y se fríen las ñoras sin pepitas ni rabito; se sacan en cuanto doran. Fríen la cabeza del pescado en ese aceite y se retira. Siempre en el mismo aceite, se doran tres dientes de ajos cortados en láminas y los tomates muy picados. Esa es la base de nuestro arroz.

CALDO: Para hacer el caldo, en el que más tarde se cuece el arroz, se prepara un caldo potente de pescado o morralla, colándolo después. Mientras, se va pochando el tomate con el ajo y ya está listo el caldo. Se machacan las ñoras con otro diente de ajo, trabajando hasta hacer una pasta. Se añaden un par de cucharadas de caldo de pescado al caldero y el contenido del mortero, removiendo bien hasta obtener un caldo fuerte e intenso, que se deja reducir unos minutos. Allí se cuecen los lomos del pescado, que una vez listos se retiran y reservan para servir después del arroz.

ARROZ: Para hacer el arroz al caldero, se añade el resto del caldo que tenían reservado, aproximadamente dos veces el volumen del arroz y se mezcla con el concentrado que tenemos dentro. Una vez mezclado, se reserva media taza de ese caldo para poder calentar el pescado reservado, cuando se vaya a servir. Echan el arroz bomba dentro del caldero y se cuece durante 20 minutos, hasta que esté en su punto.

EL ALIOLI: Se prepara machacando en el mortero dos dientes de ajo, y se va añadiendo el aceite hilo a hilo, hasta obtener una emulsión parecida a la mahonesa, pero con el sabor perfecto de esta salsa, que tan bien le va a los platos de arroz. Se calienta el pescado en el caldo que se había guardado y se sirve el arroz al caldero en dos vuelcos. Primero el arroz con el alioli, después el pescado con su salsa de caldo reducido.

SELLO | MURCIA

MURCIA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO 

Número EDIFIL: 5372

Temática: 12 Meses 12 Sellos

Fecha de puesta en circulación: 3 de noviembre de 2020

Procedimiento de impresión: Offset

Soporte: Autoadhesivo fosforescente

Formato de los sellos: 35 x 24,5 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: Tarifa A (1 sello = carta normalizada hasta 20 gr para España)

Tirada: 380.000

Diseño: Juan A. González (Filatelia)

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

El último sello del año de esta serie sintetiza toda la riqueza que atesora Murcia. Historia, cultura, arte y gastronomía dan forma a las dos iniciales que se superponen a una panorámica de la Playa de Nares, en la bahía de Mazarrón. Aparecen también representados la torre del Santuario de la Virgen de las Huertas de Lorca, la torre del homenaje del castillo de Alhama y la torre de la catedral Murcia, que, gracias a sus 95 metros de altura, consigue ser una de las más altas de España. En la franja inferior, se reproducen algunas de las verduras y frutas que se cultivan en la huerta murciana, uno de los principales motores económicos de la región, al que hay que sumar el sector vinícola, representado por la DOP vinos de Jumilla. La franja inferior del sello de color carmesí reproduce el color de la bandera de la Región de Murcia.

SELLO | MURCIA 2020

MURCIA 2020

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 5379

Temática: Gastronomía

Fecha de puesta en circulación: 4 de febrero de 2020

Procedimiento de impresión: Offset

Soporte: Estucado, engomado, fosforescente

Formato: 57,6 x 40,9 mm (horizontal)

Dentado: 13 ¼ (horizontal) y 13 ¾ (vertical)

Efectos en pliego: 16 sellos

Valor postal: Tarifa A2 (1 sello = carta no normalizada hasta 20 gr España)

Tirada: 160.000 sellos

Diseño: Zingular

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La huerta murciana es la protagonista de este sello lleno de color y vitalidad. “La Huerta de los 1.001 sabores”, lema con el que Murcia se ha hecho con el galardón, toma el relevo a Almería quién ostentó este título el pasado año, siendo motivo principal también de la serie filatélica Capital Española de la Gastronomía, que Correos viene emitiendo desde hace años.

Con esta serie, Correos pone en valor la gastronomía de las distintas ciudades españolas que, cada año, se presentan con entusiasmo y poniendo lo mejor de sí, para hacerse con este galardón.

Durante el 2020, Murcia ofrecerá multitud de actividades relacionadas con la restauración como talleres, concursos o degustaciones, que se convertirán en una oferta turística de lo más atractiva.

El zarangollo, el cordero asado, los michirones, la ensalada murciana o el paparajote, son algunos de los platos de la oferta culinaria de esta ciudad que, junto a sus denominaciones de origen, entre ellas, vinos de Yecla, el arroz de Calasparra o la pera de Jumilla, hicieron que el jurado se decantará por este lugar.

El sello está protagonizado por frutas y verduras. La Región de Murcia, es conocida como “la huerta de Europa” por el gran número de exportaciones de estos productos que se realiza a la mayoría de los países europeos.

Los tomates, las uvas, las coles o las zanahorias, son los grandes protagonistas de esta huerta que cada año mueve mercancías por valor de 3.000 millones aproximadamente.

Estos productos llenan de color un sello que tiene como motivo principal un tenedor y una cuchara entrelazados formando un corazón.

El lema “La Huerta de los 1.001 sabores” completa el diseño de un sello que se suma a otros anteriores como los dedicados a ciudades como Toledo, Huelva o León, y que viajará por el mundo siendo un pequeño escaparate de la gran gastronomía española, en este caso de la gastronomía murciana.

SELLO | TODOS CON LORCA

TODOS CON LORCA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 4691, 4692, 4693, 4694 y 4695

Temática: Varios temas

Fecha de puesta en circulación: 2 de enero de 2012

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Autoadhesivo fosforescente

Formato: 40,9 x 28,8 mm (horizontales)

Efectos en pliego: 25

Valor postal: 0,36 €

Tirada: Ilimitada

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Correos emite cinco sellos bajo el lema solidario de “Todos con Lorca”. Dichos sellos recrean en sus imágenes parte del rico patrimonio arquitectónico y artístico que posee esta localidad murciana, que, tras el reciente terremoto, se ha visto afectado. Con esta emisión Correos quiere contribuir a concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de su recuperación.

El Santuario de la Virgen de las Huertas guarda la imagen de la Patrona de Lorca. Existió allí un convento franciscano que fue el primer establecimiento lorquino de la Orden. Este edificio de finales del siglo XV quedaría destruido en 1653 por una riada. A mediados del siglo XVIII concluirían las obras del nuevo templo y convento, éste último estuvo activo hasta la Desamortización del siglo XIX.

El Castillo, de origen árabe, se halla ubicado sobre una elevación desde donde se domina toda la ciudad. Cuenta con dos torres, la Alfonsina y la del Espolón, ambas edificaciones cristianas fueron levantadas entre los siglos XIII y XV.

El Ayuntamiento lorquino presenta un impresionante y atractivo edificio cuya decoración de 1678, de resonancias renacentistas, se debe a los escultores Antonio y Manuel Caro, autores de los escudos: real y de la ciudad; los porches fueron realizados por el maestro Ortiz de la Jara, hacia 1737; la forja del balcón central, la realizó el herrero, Agustín Manzano en 1740; y el resto de decoración del edificio, esculturas de la Justicia y Caridad y nuevos escudos, es de 1739 y se deben a Juan de Uzeta.

El Palacio de Guevara o “De las columnas”, cuenta con una bella portada y fachada, eminentemente, barrocas. Este edificio perteneció al mayorazgo de los Guevara y fue el impulsor de sus certeras reformas don Juan de Guevara García de Alcaraz, caballero de la Orden de Santiago, quien entre 1691 y 1705, mandaría construir su atractiva escalera principal, su extraordinaria fachada y patio.

La Colegiata de San Patricio muestra un monumental edificio, tanto en su fachada principal como en las laterales, cuyos elementos constructivos visibles denotan motivos propios del renacimiento y del barroco. Como cualquier edificio de su magnitud, éste se fue haciendo a lo largo del tiempo, quedando concluida su estructura arquitectónica en 1714. En años sucesivos, se iniciarían obras de decoración, interior y exterior, hasta completar su apariencia actual.