SELLO | BOLO PALMA, LEONÉS Y ASTURIANO

BOLO PALMA, LEONÉS Y ASTURIANO

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 5 de junio de 2008

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato del sello: 40,9 x 28,8 mm (horizontales)

Formato de la hoja bloque: 144 x 86 mm (horizontal)

Valor postal: 0,43 €

Tirada: 500.000 hojas bloque

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Practicado en casi todo el territorio nacional, el juego de bolos se enmarca en el grupo de juegos y deportes tradicionales de lanzamiento de precisión. Ya ejercitado en el Antiguo Egipto, el juego de bolos gozó de gran popularidad durante la Edad Media y el Renacimiento en toda Europa, pasando a una situación de decadencia a mediados del siglo XX. Sin embargo, en la cornisa Cantábrica, Castilla y León el juego ha constituido siempre una costumbre de larga tradicion. De las modalidades de juego que existen, la filatelia deja constancia en esta hoja bloque -formada por tres sellos y tres viñetas sin valor postal- de las tres más conocidas.

El Bolo Palma, originario de Cantabria y Asturias, se extendió a partir del siglo XVIII por las dos Castillas. El terreno de juego consta de una bolera, de unos 30 a 34 m. de largo, dividida en tres partes: caja, lugar donde se colocan los bolos; campo de tiro y campo de birle. Las bolas son esféricas, de tipo palma, pudiendo estar achatadas por los polos, con un peso que oscila entre 1,8 y 2,2 Kg. Los bolos tienen forma troncocónica doble con cabeza esférica y en esta modalidad se utilizan nueve bolos y uno más pequeño llamado emboque. El juego consta de dos fases: tirar y birlar. En la primera se lanzan las bolas para que lleguen a la caja o al punto más próximo con el fin de derribar los bolos o hacer emboque. En la fase de birlar se vuelve a lanzar la misma bola desde el punto donde se detuvo para llegar a la caja y derribar los bolos.

El Bolo Leonés es el más representativo de Castilla y León. La bolera mide de 25 a 30 m. de longitud y está dividida en dos partes: castro, donde se colocan los bolos, y campo de juego. Los bolos tienen forma troncocónica simple y se utilizan nueve grandes y uno más pequeño llamado miche. Esta modalidad de juego tiene la particularidad de usar una bola semiesférica con los cantos redondeados, fabricada en madera de gran dureza y un peso que oscila entre 0,80 y 1 Kg. El desarrollo del juego es muy similar al anterior, con las fases de tirar y birlar.

El Bolo Asturiano o de cuatreada se practica en la zona geográfica de su nombre. En esta variedad deportiva la bolera tiene una medida de 25 m. de largo y se encuentra dividida en tres partes: zona de tiro, zona intermedia y castro, lugar con forma de circunferencia truncada en la parte frontal donde se colocan los bolos. Éstos tienen forma cónica con cabeza esférica y se necesitan nueve grandes y uno pequeño llamado biche. Las bolas son esféricas, con un agujero para introducir el dedo y pesan entre 0,60 y 0,80 Kg. A diferencia de los anteriores, el desarrollo del juego es de una sola fase.