SELLO | LEVANTAMIENTO DE PIEDRAS

LEVANTAMIENTO DE PIEDRAS

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 16 de abril de 2008

Procedimiento de impresión: Huecograbado

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato del sello: 28,8 x 40,9 mm (vertical)

Efectos en pliego: 25 sellos + 25 viñetas

Valor postal: 0,43 €

Tirada: 500.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO


La demostración de la fuerza física, por medio del levantamiento de piedras, el arrastre o el transporte de las mismas constituyen algunos de los juegos y deportes tradicionales característicos del País Vasco y Navarra. Esta emisión se dedica al levantamiento de piedra, “Arrijasoketa”, por ser el más representativo de la zona.

La falta de documentos escritos sobre el Arrijasoketa hace suponer que el origen de estas pruebas está unido al trabajo en las canteras y a la costumbre de delimitar las tierras con mojones de piedra. Fue a finales del siglo XIX y principios del XX cuando Víctor Zabala -conocido como Arteondo- llevó por primera vez la exhibición del levantamiento de piedras a las plazas públicas y fijó los pesos y volúmenes de las piedras como práctica deportiva. Al nombre de Arteondo se unen otros tan conocidos como el de José Manuel Ibar “Urtain “e Iñaki Perurena, que batió sus propios records, dejándolos establecidos por encima de los 325 Kg. Las formas de las piedras utilizadas por los levantadores siguen cuatro modelos: piedra cilíndrica es la de mayor recorrido en peso, pudiendo abarcar desde 4 arrobas (50 Kg.) a 10 arrobas (125 Kg.); piedra cúbica, con forma de cubo o hexaedro de seis caras cuadradas y sin agarraderos, con pesos que oscilan entre 10 y 17 arrobas (125 y 212,5 Kg.); piedra rectangular que fluctúa entre 10 y 25 arrobas y es la piedra que se utiliza para establecer nuevos record personales de máximo peso; finalmente, la piedra esférica, llamada bola, no tiene agarraderos que faciliten su levantamiento y se usa, principalmente, para exhibiciones, su peso oscila entre 9 y 10 arrobas. Los participantes en el levantamiento de piedras actúan uno después del otro, nunca al mismo tiempo, y la prueba consiste en efectuar el mayor número de alzadas en un tiempo determinado. El atleta levanta la piedra hasta dejarla nivelada sobre uno de sus hombros, pudiendo apoyarla en muslos, abdomen y pecho. Para que la prueba sea válida debe arrojar la piedra hacia delante, sobre un cuadrado de sacos de arena u otro sistema amortiguador. El arraigo del arrijasoketa en fiestas y acontecimientos populares ha dado paso a la celebración de campeonatos oficiales reglamentados. El sello y la viñeta, a la que va unido, reproducen una escena típica del levantador de piedras y del ayudante que colabora en la correcta colocación de las mismas para el siguiente concursante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario