SELLO | ARROZ DE CALASPARRA Y VINO DE JUMILLA

ARROZ DE CALASPARRA Y VINO DE JUMILLA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 20 de septiembre de 2017

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Formato de los sellos: 40,9 x 28,8 mm (horizontales)

Dentado: 13 3/4 (horizontal) y 13 1/4 (vertical)

Formato de la hoja bloque: 133 x 99 mm (horizontal)

Valor postal: 2 €

Tirada: 180.000 hojas bloque

Diseño: Francisco Fidalgo

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Un año más, Correos continúa con la serie Gastronomía y emite una hoja bloque dedicada a la Denominación de Origen Protegida de la Región de Murcia, donde el arroz de Calasparra y el vino de Jumilla, son los protagonistas.

Cuando un producto adquiere la “Denominación de Origen”, significa que es fruto de una producción localizada en una zona concreta, que reúne unas características únicas y que se generan unidades limitadas.

Una vez obtenida dicha distinción, los productores tienen que comprometerse a mantener la calidad del producto y acogerse a los protocolos de producción.

Para controlar todo esto, existen unos órganos reguladores que son los encargados de que se cumplan todos los requisitos y autorizan que esos productos luzcan las etiquetas que indican esa denominación.

El arroz de Calasparra. Más o menos entre 300 y 350 metros sobre el nivel del mar, con unas condiciones climáticas excepcionales, crece el grano que dará lugar al famoso arroz de Calasparra. La pureza del agua con el que se riega, que proviene directamente de embalses, le da a este arroz unas propiedades singulares. También, su secado natural con temperaturas más altas y la baja humedad durante esos períodos, lo hacen un arroz muy especial ya que ese nivel de deshidratación facilita la absorción del caldo y en consecuencia, unos platos más sabrosos.

El vino de Jumilla. Al norte de la región de Murcia y al sureste de la provincia de Albacete, en una altiplanicie rodeada de montañas, se encuentran unas viñas de suelos pardos, pardos calizos y calizos, con una orografía agreste, que de forma sorprendente, produce una uva llamada “monastrell”, base con la que se hacen los vinos que hoy protagonizan este sello. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Vinos de Jumilla, premia cada año los vinos valorando su calidad.

La hoja bloque recoge una imagen de una vid con sus uvas y de granos de arroz. Los sellos, recogen la imagen de unas cucharas de madera con arroz y de una copa de vino en primer plano con un viñedo de fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario