SELLO | HOMENAJE A LA PESETA

HOMENAJE A LA PESETA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 28 de febrero de 2002

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Formato del sello: 28,8 x 40,9 mm (verticales)

Valor postal: 0,25 €

Efectos en pliego: 50

Tirada: 1.200.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

El 28 de febrero de 2002 desaparece la peseta como moneda de curso legal en España y la filatelia se une a este adiós definitivo con la emisión de un sello que recuerda sus 133 largos años de historia. El 10 de octubre de 1868, y según decreto firmado por el ministro de Hacienda Laureano Figuerola, se estableció la peseta como moneda de unidad nacional. La nueva moneda, dividida en 100 céntimos, nacía con el deseo de impulsar el sistema financiero y modernizar el convulso país, adoptando el sistema métrico decimal seguido por los países de la Unión Monetaria Latina y poniendo orden al caos monetario que reinaba en la época, en la que convivían cerca de 100 piezas diferentes. La primera peseta se acuñó durante el “Gobierno Provisional”, era de plata y llevaba en el anverso una matrona recostada sobre la península Ibérica (Hispania) y en el reverso un escudo coronado entre columnas. Aparecieron, también, otras monedas en pesetas y en céntimos que a lo largo de la historia reprodujeron las efigies de Amadeo I, Alfonso XII, Alfonso XIII y el símbolo de la II República. En 1944 se acuñó la peseta del uno, llamada la primera “rubia” por la aleación de cobre y aluminio. Más tarde siguieron otras “rubias” de cuproníquel de Franco y del Rey Juan Carlos I. Por contra, en los primeros billetes se prefería reproducir imágenes de personajes del mundo de las artes y de las letras, como el arquitecto Juan de Herrera y escritores como Cervantes y Lope de Vega. La primera emisión en billetes se hizo en 1874, con valores de 25, 50, 100, 500 y 1000 pesetas. La última emisión, con valores de 10.000 pesetas, se imprimió en noviembre de 2000. Con la desaparición de la peseta se cierra un ciclo de la historia que pasó por monarquías, repúblicas, dictaduras y estados democráticos. La nueva moneda que la sustituye, el euro, símbolo de la unidad europea, entró en vigor el 1 de enero de 2002, con una paridad equivalente a 166,386 pesetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario