ARTÍCULOS DE FILATELIA

miércoles, 10 de julio de 2019

SELLO | LA RIOJA

LA RIOJA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 2 de mayo de 2019

Procedimiento de impresión: Offset

Soporte: Autoadhesivo fosforescente

Formato de los sellos: 35 x 24,5 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: Tarifa A (1 sello = carta normalizada hasta 20 gr para España)

Tirada: Ilimitada

Diseño: Juan A. González (Filatelia)

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Este mes de mayo Correos dedica en la serie 12 meses 12 sellos 12 provincias dedica a La Rioja. Una provincia que a lo largo de la historia ha sido tierra de paso, de fronteras, de batallas pero que hoy, gracias a su larga historia, contiene numerosos atractivos que hacen que nos paremos y detengamos a conocer esta provincia. A veces se la conoce como "la de los siete valles" porque geográficamente está dividida por siete ríos que descienden desde la montaña hacia el Ebro, el cual vertebra la región. De forma tradicional se divide en tres subregiones de oeste a este, siguiendo el curso del Ebro: La Rioja Alta, La Rioja Media y La Rioja Baja. Cada una de ellas con sus correspondientes municipios centrales y de servicios.

Bajo las letras LR y el color verde en la franja inferior como color de la provincia de La Rioja, se han incluido diferentes elementos característicos de esta provincia.

El logotipo del Año Jubilar Calceatense (1019-2019), que comenzó el 25 de abril de 2019 y culminará el 12de enero de 2020, en Santo Domingo de la Calzada. Hace mil años, nació Santo Domingo de la Calzada, un personaje clave en la consolidación del Camino de Santiago como ruta abierta para peregrinos de todo el mundo. El Año Jubilar Calceatense es una alusión directa a este milenario, un homenaje a los orígenes de una vocación y a las bases de un Camino espiritual que ha resultado esencial en el desarrollo turístico, cultural, patrimonial y social de La Rioja.

Monumentalmente aparecen en el sello por un lado una torre del Monasterio de Yuso en San Millán de la Cogolla y por otra, el interior del Monasterio de Valvanera, este último también conocido por un licor tradicional que se sigue elaborando en la actualidad. Una de las riquezas de los Monasterios son sus bibliotecas ya que estos espacios fueron centros neurálgicos de la cultura, especialmente en la Edad Media. El archivo y biblioteca monasterial del Monasterio de Yuso está considerado entre los mejores de España, en él se guardan dos cartularios y trescientos volúmenes originales. El origen de la construcción del monasterio se refleja en una leyenda que narra como el rey García, el de Nájera, ordenó el traslado de los restos de San Millán que se encontraban en Suso al monasterio de Santa María La Real de Nájera. Los bueyes que tiraban de la carreta se detuvieron el valle como si los restos del Santo no quisiesen abandonarlo construyendo en ese lugar el actual monasterio de Yuso. Un monasterio románico de los siglos X y XI del que en la actualidad no queda ningún resto, sobre el que se construyó entre los siglos XVI y XVIII el actual monasterio de Yuso por los abades benedictinos. Los monjes benedictinos se trasladaron al monasterio en el siglo X. Uno de los abades más relevantes fue Domingo, natural de la población riojana de Cañas, más conocido como Santo Domingo de Silos.

Una copa de vino aparece para homenajear la D.O.P. Rioja que es la más antigua de España (1925) y la primera en obtener la Calificada (1991) siendo, por tanto, pionera en el buen hacer del vino.

Cada 22 julio en la población de Anguiano y coincidiendo con la Fiesta de la Magdalena, se produce la espectacular danza sobre zancos de madera de 45 cm de altura que realizan ocho jóvenes de la localidad ataviados éstos con chalecos de colores y faldones amarillos que se lanzan desde la iglesia por la cuesta empedrada hasta la plaza. Hay documentos escritos sobre la danza de Anguiano fechados en 1.603, aunque se supone un origen mucho más antiguo. Se trata en todo caso de la manifestación folclórica más antigua de La Rioja.

Hace más de 120 millones de años en este lugar, Enciso, vivieron dinosaurios. Vivieron en un enclave único, en el antiguo Mar de Tethys, donde dejaron su huella. Hoy nos seguimos asombrando con su hábitat, su alimentación, su forma de vida, de caza… es decir, con la auténtica naturaleza de los grandes saurios.