SELLO | TURISMO 2022

TURISMO 2022
SELLO 1
TURISMO 2022
SELLO 2
TURISMO 2022
SELLO 3

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL:

Temática: Turismo

Fecha de puesta en circulación: 14 de enero de 2022 (sellos 1 y 2); 7 de febrero de 2022 (sello 3)

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Autoadhesivo fosforescente (sellos 1 y 2); estucado, engomado, fosforescente (sello 3)

Formato de los sellos: 35 x 24,5 mm (horizontal sellos 1 y 2); 40,9 x 28,8 mm (horizontal sello 3)

Dentado de los sellos: 13 ¾ (horizontal) y 13 ¼ (vertical) (sello 3)

Efectos pliego: 50 (sellos 1 y 2); 25 (sello 3)

Valores postales: 1,65 €; 1,75 y 1,75 €

Tirada: 2.800.000 y 340.000 (sellos 1 y 2 respectivamente); 135.000 (sello 3)

Diseño: Diego Sendín (sellos 1 y 2); Juan A. González (sello 3)

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Sellos 1 y 2 – España ocupa uno de los primeros puestos en cuanto a destino turístico a nivel mundial.

Uno de los mayores atractivos de nuestro país es la excelente oferta gastronómica que se puede disfrutar en cada uno de los rincones de su geografía.

Se podía hablar de turismo gastronómico como un importante indicador de la calidad que tiene la oferta turística de un lugar. La gastronomía es el reflejo de un pueblo, de su cultura y de su identidad. España es una potencia mundial en gastronomía con una amplia representación en guías de los mejores restaurantes, así como por su alta demanda de productos nacionales, quesos o vimos, a nivel internacional.

Correos dedica dos sellos al turismo, en este caso, al turismo gastronómico.

Cañçotada. El calçot es un tipo de cebolleta blanca y dulce que se cocina a la parrilla con brasas de leña. Cuando la capa exterior empieza a chamuscar, se retiran del fuego y se enrollan en papel de periódico pata conservar el calor siendo servidos sobre una teja árabe. Se acompaña de salsa de romesco o salvitxada.

La última semana de enero se celebra la Festa de Calçot de Valls, dando el pistoletazo de salida a la temporada. Este evento invita al comensal que visita este lugar, a disfrutar también del patrimonio histórico artístico del casco viejo, sus iglesias y monumentos o del mercado semanal. El sello representa un monumento al asado.

Festa do pulpo. Con más de 50 años, la Festa do Pulpo de O Carballiño, recibe cada año numerosos visitantes que quieren conocer de primer mano esta romería, cuyo éxito, parte sin duda, de una de las manifestaciones gastronómicas más exclusivas y antiguas de Galicia, la degustación del Pulpo á Feira.

El sello recoge un primer plano de los típicos platos de madera donde se sirve el pulpo, junto a otros elementos importantes en su preparación.

Sello 3Decorando la Sierra de Grazalema, uno de los puntos con mayor índice de pluviosidad de España, a modo de un bello collar de perlas, encontramos los conocidos como Pueblos Blancos.

Un conjunto de localidades que se denominan de este modo, debido al color blanco de sus fachadas encaladas.

Entre ellos, Olvera se convierte en la fotografía perfecta, resumen de todo aquello que estos pueblos pueden ofrecer.

En los últimos años, el turismo rural ha ido en aumento en nuestro país. La vuelta al campo desde ciudades colapsadas, en busca de una vida más sosegada, así como los efectos provocados por la pandemia de COVID-19, ha hecho que esta sea una de las mejores opciones para escapadas o periodos vacacionales.

El sur de España se asocia al turismo de playa, pero Andalucía es mucho más. En la sierra gaditana encontramos el pueblo de Olvera, motivo principal de este sello dedicado al turismo rural.

Olvera conforma una ladera de casas encaladas, típicas de la zona en la que se encuentra, organizada en callejuelas, a veces imposibles, que dentro de su conjunto monumental llegan, a tientas, a un colosal castillo, testigo de siglos de historia.

La Iglesia de la Encarnación, el Parque del Sagrado Corazón o el Peñón del mismo nombre, son emblemas indiscutibles de este lugar. Tradiciones populares como la Semana Santa o el Carnaval, se unen a una de las fiestas con las que más se identifica esta localidad: el lunes de Quasimodo.

En cuanto a la gastronomía olvereña, hay un producto estrella que es el protagonista indiscutible de su cocina: el aceite de oliva que nace de sus tierras.

Las tortas de masa mojadas en miel o la zurrapa de lomo en manteca, son perfectas para los meses de frío. Los callos, flamenquines caseros, patatas zapateras, pajarilla a la plancha, sangre encebollada, serranitos o un buen queso son alguno de los platos típicos del lugar. Olvera, como muchos rincones de España, es un lugar perfecto para escaparse y desconectar.