Mostrando entradas con la etiqueta moneda. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta moneda. Mostrar todas las entradas

SELLO | ÚLTIMO BILLETE Y MONEDA DE PESETA

ÚLTIMO BILLETE Y MONEDA DE PESETA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 5505

Fecha de puesta en circulación: 5 de julio de 2021

Procedimiento de impresión: Offset + cold foil + embossing en relieve

Soporte: Estucado, engomado, fosforescente

Formato: 57,6 x 40,9 mm (horizontal)

Dentado: 13 ¼ (horizontal) y 13 ¾ (vertical)

Formato de la viñeta: 40,9 x 40,9 mm

Efectos en pliego: 8 sellos + 8 viñetas

Valor postal: 4,70 €

Tirada: 160.000 sellos

Diseño: Juan A. González (Filatelia)

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Cada moneda lleva ligada a ella una historia. La historia de un hecho o de un lugar. En España, la peseta vivió 133 años formando parte activa de la historia económica y social de nuestro país. Nació con el objetivo de unificar el sistema monetario español, el 19 de octubre de 1868. Este hecho supuso el fin de la convivencia de cuatro sistemas monetarios diferentes, que, hasta entonces, funcionaban a la par en el día a día de los españoles.

El Decreto de creación de la peseta, firmado por el ministro de Hacienda de entonces, Laureano Figueroa, establecía la emisión de 5, 10, 20, 50, y 100 pesetas en oro; 1, 2 y 5 pesetas y 20 y 50 céntimos en plata; y 1, 2, 5 y 10 céntimos en bronce. Pese a lo dictaba este Decreto, las monedas de oro nunca fueron acuñadas. La primera moneda fue acuñada en 1869. De una peseta y que tenía como motivo principal la personificación de Hispania, inspirada en las monedas que se utilizaban en tiempos del emperador Adriano. Hispania aparecía recostada sobre los Pirineos, con el peñón de Gibraltar a sus pies y sosteniendo una rama de olivo.

Esta misma imagen es la protagonista de la emisión que nos ocupa, en la que aparece la última moneda de 100 pesetas, junto con el sello que representa el último billete de 10.000 pesetas emitidos en nuestro país en el año 2001. Respecto a los billetes, su aparición tardaría un poco más, concretamente el primer billete de peseta está fechado el 1 de julio de 1874, cuando le fue concedido al Banco de España la exclusividad para emitir papel moneda.

En cuanto a la iconografía, los motivos utilizados en monedas y billetes dependían en gran medida del régimen político de cada época. La rubia, como se conocía coloquialmente a la peseta, cedió su lugar al euro, quedando para siempre como uno de los emblemas de nuestro país.

SELLO | CENTENARIO DE LA CREACIÓN DE LA FÁBRICA NACIONAL DE MONEDA Y TIMBRE

CENTENARIO DE LA CREACIÓN DE LA FÁBRICA NACIONAL DE MONEDA Y TIMBRE

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO 

Número EDIFIL: 3266

Temática: Efemérides

Fecha de puesta en circulación: 13 de septiembre de 1993

Procedimiento de impresión: Calcografía

Dentado: 13 ¼

Formato de los sellos: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Valor postal: 65 Pta

Tirada: 2.500.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

El 29 de Agosto de 1893 S.M. la Reina Regente Dª María Cristina sancionaba con su firma el decreto de creación de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, nacida de la fusión de las antiguas Casa de la Moneda y Fábrica del Sello y Timbre que desde 1861 compartían el edificio, inaugurado por Isabel II, asentado sobre el solar de la Puerta de Recoletos, antes Escuela y Huerta de Veterinaria y hoy soporte de los jardines del Descubrimiento que esconden bajo sus raíces el Centro Cultural de la Villa de Madrid. La Regencia de Dª María Cristina conoce y respalda, en sus sucesivos gobiernos, los intentos más serios desde Carlos III para organizar la Administración con criterios acordes con la época y las necesidades de un país, arruinada su Hacienda Pública por la sangría secular de la guerra y por un entramado administrativo obsoleto; de las realizaciones de este periodo que aún quedan en su esencia y en sus funciones, es “obligado citar aquí, a la par de la F.N.M.T. cuyo centenario conmemora el sello, al Cuerpo de Correos, avalado por la misma firma real cuatro años antes; ello porque son hermanos casi gemelos, bien avenidos desde que nacieron, centenarios los dos y funcionando. No se concibe el sello español y, por ende, nuestra filatelia, sin la conjunción de la Fábrica que le produce con el Correo que le da razón de ser y no es esta otra sino la de transitar unido al envió postal o en encontrar su asiento en colecciones filatélicas que son parcelas de historia puestas en sello. La F.N.M.T., a la calidad tradicional de los sellos españoles ha añadido en su etapa moderna, merced a las nuevas técnicas de impresión y a la imaginación creadora de sus equipos de investigación, una nueva concepción del diseño del sello que aúna el buen hacer de su manufactura con el arte actual que incorpora a sus motivos. Este que ahora sale recrea una vista de la Casa de la Moneda, tomada de una litografía de Pic de Leopold y quiere recordar cien años de colaboración entre quien fabrica el sello y quien lo expende y lo circula.

SELLO | FÁBRICA NACIONAL DE MONEDA Y TIMBRE, REAL CASA DE LA MONEDA (BURGOS)

FÁBRICA NACIONAL DE MONEDA Y TIMBRE, REAL CASA DE LA MONEDA (BURGOS)

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 4491


Temática: Vidrieras

Fecha de puesta en circulación: 29 de mayo de 2009

Procedimiento de impresión: Calcografía y offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado del sello: 13 ¾

Formato del sello: 28,8 X 40,9 mm (vertical)

Formato de la hoja bloque: 79,2 x 105,6 mm (vertical)

Efectos en pliego: 25 sellos + 25 viñetas

Valor postal: 2,70 €

Tirada: 350.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Las vidrieras, al igual que otras obras de arte, han servido para documentarnos de manera iconográfica y dar a conocer hechos históricos, sociales, políticos y religiosos relevantes, protagonizados por la humanidad a lo largo de los siglos. Estas imágenes de cristal, que al encontrarse correlacionadas o secuenciadas originan en su conjunto una vidriera, están destinadas a explicar y difundir en catedrales e iglesias hechos bíblicos o religiosos acaecidos en el pasado. Hay otras piezas, inspiradas en divinidades mitológicas, en escudos corporativos o símbolos gremiales, que se hallan instaladas en organismos judiciales, en escuelas de medicina, de ciencias, de filosofía, de teología, etc., que hacen referencia a su especialidad. Pero también, las hay en centros productivos e industrias, de cuya actividad y procesos de elaboración hacen alusión. Es el caso de estas vidrieras instaladas en la escalinata principal de la Fábrica de Papel de Burgos, institución dependiente de la Real Casa de la Moneda, que como corresponde a su especialidad hacen referencia en su iconografía al proceso de fabricación del papel.

El descubrimiento del papel se le atribuye a China que comenzó fabricándolo partiendo de los residuos de seda, de paja de arroz y de cáñamo. Ellos serían los que lo transmitieron a los árabes que a su vez lo introdujeron en España y su elaboración se extendió a Europa. La materia prima era depositada en una pila o tina de madera llena de agua. De ella se extraía la pasta o pulpa de la que, después de lavada y escurrida en un tamiz, surgía el papel que era extendido sobre un molde rectangular del que resultaban las hojas. Estas luego eran secadas al sol o en unos soportes instalados en naves cubiertas. Con el paso del tiempo, la fabricación de papel fue evolucionando y del proceso manual se pasó al uso de las máquinas. La industria papelera siempre ha estado en constante desarrollo. El papel, usado desde la antigüedad en exclusiva para la escritura, hoy tiene infinidad de usos. Las imágenes de la vidriera, reproducidas en la hoja bloque, muestran la manipulación de la pasta obtenida para fabricar papel, el escurrido o tamizado de la pasta, la extracción de la pasta de papel de la pila y su depósito en el molde rectangular donde cogerá la forma y el apilado de las hojas que es lo que sirve de imagen al sello.


SELLO | MONEDA Y BILLETE DE PESETA

MONEDA Y BILLETE DE PESETA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 4919 y 4920

Temática: Numismática

Fecha de puesta en circulación: 4 de noviembre de 2014

Procedimiento de impresión: Offset + Alto relieve (golpe en seco)

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Formato de los sellos: 57,6 x 40,9 mm (billete) y 40,9 x 40,9 mm (moneda)

Efectos en pliego: 16 sellos (8 efectos de cada motivo)

Valor postal: 2 €

Tirada: 300.000 de cada motivo

Diseño: FNMT-RCM

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

La nueva serie filatélica dedicada a la Numismática consta de dos sellos que reproducen, respectivamente, el reverso de un billete de peseta, del año 1953, y el anverso de una moneda de 1 pesetas, del año 1944. Ambos valores van unidos por el dentado e incorporan tecnología de Realidad Aumentada (RA) que, capturada por medio de smartphone, remite a una animación y vídeo informativo sobre la fabricación de los billetes y monedas por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT). En el sello redondo se aprecia un ligero relieve, y al sistema de impresión se ha añadido cool stamping que simula el metalizado de las monedas.


La Numismática es la ciencia que estudia el conocimiento de las monedas y medallas, principalmente de la antigüedad. Constituye una ciencia auxiliar de la historia por los datos que proporciona, permitiendo fijar fechas, dinastías y relaciones políticas y económicas entre los pueblos cuando falta la documentación escrita. Por las monedas se conoce la historia de un país y su grado de desarrollo, pudiendo seguirse su evolución a través de esas piezas metálicas llamadas monedas.

Otro aspecto de la numismática está relacionado con el arte y el procedimiento de acuñación. Las monedas más antiguas apenas llevaban impreso un cuño hecho a golpe de martillo, que con el transcurso del tiempo evolucionó y dio lugar a monedas acuñadas con cuidadosos motivos de dioses, animales, arqueros, bustos y figuras ecuestres. Los caracteres artísticos reflejan el gusto del momento y aportan información para el estudio de la historia del arte.
Antes de la aparición de la moneda existía el intercambio de productos y mercancías entre los hombres, el trueque. Tiempo más tarde se adoptó el metal como moneda de transacción comercial, quedando la moneda regulada por el peso, el metal de composición (oro, plata, bronce, cobre o metales híbridos) y la ley (mayor o menor pureza del metal que las informa).

El interés por coleccionar monedas parece que se inició a finales del siglo XVIII, pero fue en el XIX cuando surgieron los grandes coleccionistas y se crearon las sociedades numismáticas internacionales que publicaron los primeros índices, catálogos y guías para coleccionar.