Mostrando entradas con la etiqueta villamediana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta villamediana. Mostrar todas las entradas

SELLO | JUAN DE TASSIS Y PERALTA

JUAN DE TASSIS Y PERALTA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 3110

Temática: Día del sello

Fecha de puesta en circulación: 26 de abril de 1991

Procedimiento de impresión: Calcografía

Dentado: 13 ¾

Formato del sello: 33,2 x 49,8 mm (vertical)

Valor postal: 25 Pta

Tirada: 10.000.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Don Juan de Tassis y Peralta, Conde de Villamediana, segundo de su título y Correo Mayor de los reyes Felipe III y Felipe IV, es uno de los personajes más interesantes y controvertidos de nuestro Siglo de Oro. 

Le nacieron en tránsito a Lisboa, adonde su padre acompañaba como Correo Mayor a Felipe II en 1580; le asesinaron en la calle Mayor de Madrid, cerca de la Casa del Correo, que era la suya, el 21 de agosto de 1622. Poeta lírico y satírico, de él dice Luis Rosales que es el creador de la sátira política; la crítica moderna ha reconocido la calidad de su obra y el pueblo de Madrid la recitaba recién alumbrada en mentideros, distribuida en no pocas ocasiones por medio de la Posta en lo que podría ser la primera experiencia de difusión de propaganda, poética y política, utilizando el correo. Cortesano siempre cercano al Rey por ser su Correo Mayor; alanceador de toros, arte aprendido de su padre, el mejor en su tiempo a caballo y de a pie, caballista consumado como buen correo, primera espada de la Corte en duelos y en amoríos, jugador y mujeriego impenitente, noble de condición y de ejercicio, dadivoso hasta pecar de pródigo, desmesurado en todo. Tirso de Molina y Zorrilla usaron su leyenda para plasmar en sus obras la figura de Don Juan, hoy mito universal. El diseño del sello tiene como base el retrato del Conde, único conocido, anónimo, de excelente factura de la escuela española del XVII, quizá recuerdo de su paso por Nápoles donde ejerció de mecenas de artistas españoles. Muestra a Don Juan en la treintena larga, pelo y bigote al uso y el detalle del cuello napolitano, moda que llegará a España algunos años después de su muerte.