ARTÍCULOS DE FILATELIA

jueves, 30 de junio de 2016

SELLO | ESTACIÓN DE FERROCARRIL DE ALMERÍA

ESTACIÓN DE FERROCARRIL DE ALMERÍA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 27 de enero de 2011

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 12 3/4

Formato: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Efectos en pliego: 50

Valor postal: 0,35 €

Tirada: 300.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Un nuevo sello de la serie Arquitectura aparece dedicado a la Estación de Ferrocarril de Almería. Este emblemático edificio, que se integra en la fisonomía y el paisaje urbanístico de la ciudad, constituye una de las muestras más singulares de la arquitectura de hierro que caracterizaron las obras civiles e industriales de la segunda mitad del siglo XIX.

La estación de tren de Almería fue inaugurada en agosto de 1895. Se dice que fue diseñada por un arquitecto francés, de nombre desconocido, discípulo de Gustave Eiffel. Su fachada principal, de 54 metros de largo, está formada por un pabellón de tres cuerpos, siendo el central de hierro y cristal. Esta parte del edificio, que da acceso a la estación, cuenta con una espectacular vidriera franqueada, a ambos lados, por dos torres de piedra y ladrillos revestidos con cerámica vidriada. Su construcción coincide con la utilización del hierro en puentes, edificios públicos, estaciones y entramados; un material que comenzaba a sustituir a los tradicionales como la madera, la piedra y el ladrillo. La muestra principal de este nuevo estilo arquitectónico fue la torre Eiffel de París, inaugurada en 1889 con motivo de la Exposición Universal. Otro de los materiales utilizados en la nueva arquitectura era el cristal para el cierre de paredes y cubierta, logrando construcciones más ligeras y diáfanas.

El edificio ha sido declarado “Obra de interés cultural” y se encuentra incluido en la lista del Ministerio de Cultura para obtener el título de “Monumento Nacional”. A finales de 1988 se realizaron obras de rehabilitación y reforma para modernizarlo y mejorar la ubicación de los servicios, que produjeron algunos cambios respecto al original. Así, en el vestíbulo se introdujo un mosaico con motivos ferroviarios, de doce metros cuadrados, obra del pintor almeriense Luis Cañadas. En el muro superior del mismo vestíbulo se conserva un mosaico con la imagen de la Virgen del Mar, patrona de la ciudad.

En el sello se reproduce la fachada de la estación ferroviaria de Almería, basada en la fotografía tomada por Domingo Leiva.