Mostrando entradas con la etiqueta 1923. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 1923. Mostrar todas las entradas

SELLO | CENTENARIO DEL PRIMER VUELO DEL AUTOGIRO DE JUAN DE LA CIERVA, 1923

CENTENARIO DEL PRIMER VUELO DEL AUTOGIRO DE JUAN DE LA CIERVA, 1923

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Número EDIFIL: 5630

Temática: Efemérides

Fecha de puesta en circulación: 30 de enero de 2023

Procedimiento de impresión: Offset

Soporte: Estucado, engomado, fosforescente

Formato del sello: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Dentado del sello: 13 ¾ (horizontal) y 13 ¼ (vertical)

Efectos en pliego: 25 sellos

Valor postal: 1,65 €

Tirada: 125.000

Diseño: Juan A. González (Filatelia)

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO


El Autogiro es uno de los inventos españoles que más repercusión ha tenido en la historia, siendo la mayor aportación española a la aviación de todos los tiempos. En enero de 1923 tuvo lugar el primer vuelo oficial del autogiro C4, diseñado por Juan de la Cierva Codorniú, en el aeródromo de Getafe, que fue pilotado por el teniente de aviación Alejandro Gómez Spencer. El innovador aparato recorrió varios metros a diferentes velocidades para realizar un aterrizaje vertical con éxito. Tal exhibición, hizo que numerosas personalidades y autoridades de la época, se interesaran por el invento. El autogiro contaba con una pequeña hélice delantera con un motor que lo hacía despegar. En vuelo, las palas giratorias se desconectaban del motor y giraban por efecto del viento, lo que le permitía mantenerse en el aire, aterrizar en vertical y, en caso de que el motor fallase, servir de paracaídas.

Juan de la Cierva registró la patente del aparato tres años antes de la famosa exhibición. El autogiro, supuso una gran revolución en el mundo del transporte, un fuerte empujón al desarrollo de la aeronáutica, un sector que, por entonces, aún estaba prácticamente en pañales. El aparato de Juan de la Cierva dio respuesta a la necesidad de una herramienta segura y asequible para el vuelo del ser humano.

El sello recoge una imagen en blanco y negro del primer autogiro de la historia, y con esta imagen, Correos se suma a la celebración del centenario de la primera vez, que, a ojos de muchos incrédulos, esta nave surcó el cielo durante unos minutos, para asombro de muchos e ilusión de tantos.