ARTÍCULOS DE FILATELIA

Mostrando entradas con la etiqueta reino. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta reino. Mostrar todas las entradas

viernes, 5 de abril de 2019

SELLO | 1300 AÑOS DE CONSTITUCIÓN DEL REINO DE ASTURIAS

1300 AÑOS DE CONSTITUCIÓN DEL REINO DE ASTURIAS

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 5 de octubre de 2018

Procedimiento de impresión: Offset

Soporte: Estucado, engomado, fosforescente

Formato del sello: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Dentado: 13 ¾ (horizontal) y 13 ¼ (vertical)

Efectos en pliego: 25

Valor postal: 0,55 €

Tirada: 180.000

Diseño: Signe

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

El reino de los astures fue la primera entidad política cristiana de la Península Ibérica.

Se considera que la historia del reino se inicia en el año 718, fecha probable de la elección de Don Pelayo como líder de los rebeldes. El final suele establecerse en el año 925 cuando Fruela II de Asturias sucede a su hermano Ordoño II y une los territorios asturianos al reino de León.

Tanto la Crónica Rotense como la de Al-Maqqari, cuentan que Pelayo se fugó de Toledo y se refugió en las montañas asturianas y que desde allí, instigó una revuelta contra las autoridades musulmanas de Gijón. Tras conocer la llegada de los musulmanes, Pelayo y sus hombres se refugiaron en la cueva de Covadonga logrando emboscar al ejército sarraceno que según las crónicas cristianas, fue aniquilado.

La victoria que realmente no fue muy multitudinaria, pues participaron apenas unas decenas de soldados bereberes, le otorgó un gran prestigio a Pelayo provocando una gran insurrección masiva de los astures.

Se celebran por tanto 1300 años de constitución del Reino de Asturias, y por ello, Correos tiene a bien conmemorar esta importante efeméride con la emisión de un nuevo sello.

El sello, recoge un primer plano del Monumento a Don Pelayo, erigido en 1970, obra de Félix Alonso Arena que podemos contemplar en la localidad asturiana de Cangas de Onís. Tras él, se recoge una imagen de la fachada principal de la Basílica de Covadonga, ideada por Roberto Frassinelli y levantada entre 1877 y 1901 por el arquitecto Federico Aparici y Soriano, de estilo neorrománico, construida íntegramente en piedra caliza rosa.

Completa el sello la Cruz de la Victoria, que se encuentra en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo y que es uno de los símbolos más representativos del Principado de Asturias, protagonista también de la bandera y del escudo de la región.


miércoles, 12 de octubre de 2016

SELLO | 1100 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DEL REINO DE LEÓN

1100 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DEL REINO DE LEÓN

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 6 de mayo de 2010

Procedimiento de impresión: Huecograbado + Hot stamping en oro y microrrelieve

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 12 3/4

Formato del sello: 99,6 x 33,2 mm (horizontal)

Formato de la hoja bloque: 120 x 76 mm (horizontal)

Valor postal: 2,49 €

Tirada: 300.000 hojas bloque

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Con motivo de conmemorarse en este año el 1100 aniversario de la Fundación del Reino de León, dentro de la serie dedicada a Efemérides, se emite una hoja bloque que se ilustra con un mapa de la Península Ibérica del año 910, del que en distinto color se señalan los límites y territorio que por entonces ocupaba y poseía el Reino de León. Antepuesto a dicho mapa aparece un sello imitando la forma del estandarte de la Corona de León que reproduce la imagen de un león pasante.

El Reino de León fue fundado por el rey García I, hijo de Alfonso III el Magno, en el año 910, aunque Alfonso X el Sabio, en su Primera Crónica General de España dejó escrito «et escomiença con Pelayo que fue el primero rey de León». Al recurrir a las fuentes históricas y documentales veremos que cada época impone su propia perspectiva. Para el siglo XIII, cuando se redacta la Crónica General, el Reino de León habría nacido con Pelayo, o sea allá por el 718 y es que, según la versión del acreditado historiador Puyol y Alonso, el reino asturleonés era un contínuum sin ruptura institucional alguna por el traslado de la corte de un lado al otro de las montañas. Lo que no deja duda alguna es que al morir Alfonso III el Magno, el Reino de Asturias es repartido entre sus hijos García, Ordoño y Fruela. Así, el primogénito García, se reservó las regiones de nueva colonización, es decir, la meseta castellano-leonesa y Álava, mientras que a Ordoño II le correspondió Galicia y a Fruela Asturias. Al morir García en el año 914 sin descendencia, su hermano Ordoño II se traslada a León donde es aclamado rey por una asamblea de magnates y prelados. A éste, desde su muerte en el 924, le sucedieron Fruela (924-925), Alfonso Fróilaz (925), Alfonso IV (925-931), Ramiro II (931-951), Ordoño III (951-956), Sancho I (956-958 y 960-966), Ordoño IV (958-960), Ramiro III (966-984), Vermudo II (984-999), Alfonso V (999-1028), Vermudo III (1028-1037). Con Fernando I (1037-1065), rey de Castilla, se produce la primera unión con León. Le siguen a éste, Alfonso VI (1065-1109) y Urraca I (1109-1126). Por último, acceden al reinado miembros de la Casa de Borgoña como Alfonso VII (1126-1157), Fernando II (1157-1188) y Alfonso IX (1188-1230), bajo cuyo mandato se convocaron las Cortes Leonesas de 1188, primeras Cortes democráticas celebradas en el claustro de San Isidoro de León.

martes, 29 de marzo de 2016

SELLO | MILENIO REINO DE GRANADA

MILENIO REINO DE GRANADA

DATOS TÉCNICOS DEL SELLO

Fecha de puesta en circulación: 26 de febrero de 2013

Procedimiento de impresión: Offset

Papel: Estucado, engomado, fosforescente

Dentado: 13 3/4

Formato: 40,9 x 28,8 mm (horizontal)

Valor postal: 0,37 €

Tirada: 300.000

INFORMACIÓN SOBRE EL MOTIVO DEL SELLO

Al cumplirse el Milenio del Reino de Granada se pone en circulación un sello que conmemora la creación de este reino independiente en el año 1013.

Tras el derrumbamiento del Califato de Córdoba, de la dinastía omeya, a partir de 1009, los territorios de Al-Andalus se dividieron en pequeños estados de existencia efímera llamados reinos de taifas. Uno de estos primeros reinos fue el de Granada, fundado en el año 1013 por el musulmán beréber Zawi ben Ziri. Una de las primeras acciones tomadas por la dinastía de los Ziríes fue trasladar la capital desde la ciudad de Elvira, un emplazamiento de difícil defensa, a Granada, entonces un lugar sin demasiada importancia. La elección de Granada como capital del reino fue debido a su buena situación y rica vega, lo que facilitaba el abastecimiento de la población.

La dinastía de los Ziríes abarcó desde 1013 hasta 1090 y en las Memorias dejadas por el cuarto y último soberano Ziri se puede leer: “Y contemplaron una hermosa llanura, llena de arroyos y de arboledas, que como todo el terreno circundante, está regada por el río Genil, que baja de Sierra Nevada. Contemplaron asimismo el monte en el que hoy se asienta la ciudad de Granada, y comprendieron que era el centro de toda la comarca”.

Tras cerca de 150 años de guerras, primero con almorávides y más tarde con almohades, Granada se engrandecería con la llegada de la dinastía del reino Nazarí, desde 1232 hasta 1492, que fue entregada a los Reyes Católicos. Durante este período, se levantaron los palacios, los jardines, los estanques, los centros de estudio y las estrechas callejuelas que dieron a la ciudad la fisonomía urbanística que hoy conocemos. Allí florecieron las ciencias, las artes y las letras y convivieron en perfecta armonía árabes y judíos.

Con la llegada de los reyes cristianos continuó la expansión artística y cultural de la ciudad. Se construyó la catedral renacentista, conventos e iglesias. El Emperador Carlos V edificó un palacio dentro del recinto de La Alhambra y fundó la Universidad, a la que acudieron los más ilustres maestros del momento

En 1984, el palacio de La Alhambra, el Generalife y el barrió del Albaicín de la histórica ciudad de Granada fueron declarados Patrimonio de la Humanidad.